Inicio arrow Mayo 2014 (Año 21 - Nº 231) arrow Las Leyes del Futuro
Narrow screen resolution Wide screen resolution default color green color orange color

Suscripción (impresa)

Suscripción individual a la edición impresa

 

Balletin en Facebook

Seguinos en Facebook

Balletin en Instagram

 Seguinos en Instagram

Balletin en Twitter

Twitter
Las Leyes del Futuro Imprimir E-Mail
jueves, 10 de julio de 2014

Actualidad

Las Leyes del Futuro

Varios son los proyectos de “ley nacional” vinculados con la cultura que están circulando en diferentes estadios, con la esperanza de ser tratados legislativamente para lograr su sanción. Casi todos han sido organizados y redactados por sus propios interesados y comparten las necesidades de cada uno de los actores de la intrincada maquinaria cultural

Estos proyectos de ley (en su mayoría nacionales, aunque también los hay en la órbita del gobierno de la ciudad de Buenos Aires) están a la espera de su tratamiento legislativo, algunos más avanzados que otros en su camino burocrático. Entre ellos, a comienzos de junio, la diputada Daniela Castro comenzó la defensa de su proyecto para crear el Consejo Federal de Cultura en el primer debate para tratarlo en la Cámara de Diputados. Este Consejo será “un organismo interjurisdiccional consultivo, de concertación, acuerdo y articulación, con presupuesto propio” (incluye a la danza en sus postulados). Las autoridades del Consejo Federal, reclaman la sanción de una ley que jerarquice institucionalmente a la entidad que viene funcionando desde 2009 y cantidad de diputados adelantaron su voto positivo para la propuesta. María Elena Troncoso, Directora Nacional de Acción Federal del Ministerio de Cultura de la Nación, manifestó que “hubo una iniciativa parecida en 1972, cuando se quiso establecer el Consejo Federal de Acción Cultural (…) El proyecto nos permite regionalizar un trabajo conjunto: por un lado la Nación se encarga de las políticas federales, las provincias formulan políticas provinciales y el Consejo Federal de Cultura se encarga de las políticas regionales”.

Desde el Frente de Artistas y Trabajadores de la Cultura (creado el 15 de mayo y presentado en la Biblioteca Nacional), se realizarán encuentros que permitan motorizar la participación plural de la gran diversidad cultural argentina, en todo el territorio nacional. Este Frente “asume como propias cada una de las reivindicaciones que conciernen a los artistas y trabajadores de la cultura, ya sea que tengan estado parlamentario o bien que constituyan proyectos posibles, tanto a nivel nacional como de la Ciudad de Buenos Aires”.

En primer término, proponen trabajar sobre la presentación de los 21 puntos que conformarán los ejes temáticos de la Ley Nacional Federal de las Culturas, presentada el 11 de junio en el Teatro Pan y Arte, “es decir, el marco conceptual y jurídico que nos incluya y exprese a todas y todos”. Para que dicha elaboración sea coherente se requiere poner en marcha un amplio proceso participativo y de discusión constructiva.

En el mismo camino recorrido, con mayor o menor apoyo de diferentes senadores y diputados, se cuentan los proyectos de la Ley Nacional de Danza (ver Balletin Dance Nº 232, junio de 2014, la iniciativa que de alguna manera replica al Instituto Nacional del Teatro con sus aciertos y desaciertos), la Ley Nacional del Libro, la Ley de Fomento a las Revistas Culturales promovida por la Asociación de Revistas Culturales Independientes de Argentina que ya está siendo tratada (AReCIA), Ley Nacional del Artesano, Ley Nacional de Autores (que contempla la jubilación para escritores), Ley Nacional del Actor, Ley Nacional  de Artistas Plásticos e Ilustradores (para jubilación), Ley Nacional del Traductor, Reforma previsional para el técnico cinematográfico, presentada por Sica-Apma ante ANSES, entre otras.

Mientras tanto, el Instituto Universitario Nacional del Arte (IUNA) se encuentra en carrera hace tiempo para dejar de ser un instituto y pasar a conformarse como una universidad nacional. Más allá de que la propia institución haya manifestado que sólo se trata de un cambio en la denominación y que la estructura interna continuará exactamente igual, nuevos campos se abrirán a partir de entonces, legitimando su quehacer. El proyecto de ley que plantea la transformación en Universidad de las Artes (en plural) fue aprobado en forma unánime por la Cámara de Senadores de la Nación, con lo cual cuando esta revista ingresaba a imprenta se esperaba su tratamiento en la Cámara de Diputados. En marzo de este año, el cambio de nombre recibió el aval del plenario extraordinario de rectores de universidades nacionales, realizado en la sede del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN). “Se trata sólo de un cambio de nombre, sí, y es un cambio acotado, pero para nosotros será un gran paso. El nuevo nombre será una apuesta a nuestra madurez institucional. Un reconocimiento que nos permita disfrutar de los logros alcanzados y que nos brinde un aliento adicional en nuestro proyecto institucional para concretar las tareas pendientes (…) en esta tercera etapa de nuestra historia” señaló en el parte de prensa el IUNA al informar la noticia.

Por otra parte, en el ámbito de la ciudad de Buenos Aires, se encuentran bastante avanzados los proyectos de la Ley de Centros Culturales, Ley de Teatro Comunitario, Ley de Tango de la Ciudad y el proyecto de la Ley del Libro de la Ciudad. 

Reconocimiento de Arecia

La Asociación de Revistas Culturales de la mano del diputado nacional Jorge Rivas, presentó al Congreso el año pasado, el proyecto de ley de fomento a la edición que ya está siendo tratado en las comisiones de Cultura y de Presupuesto.

El jueves 5 de junio, la presidenta Cristina Fernández, anunció la reducción de la alícuota del IVA (diferenciada según el monto de facturación) para “diarios, revistas y publicaciones periódicas” que favorecerá a las pymes periodísticas (pequeñas y medianas empresas). El proyecto elevado por el Ejecutivo, ya obtuvo dictamen en la Cámara de Diputados a fin de mes y será tratado a comienzos de julio.

Justamente, es uno de los puntos de la ley de Fomento a las Revistas Culturales, que mayores controversias había ocasionado en la comisión de Presupuesto. Se trata de un logro para el sector, que vislumbra la pronta sanción de la ley.

 


 

 

 
< Anterior   Siguiente >