Inicio arrow Abril 2014 (Año 21 - Nº 230) arrow 20 AÑOS: 1995
Narrow screen resolution Wide screen resolution default color green color orange color

Suscripción (impresa)

Suscripción individual a la edición impresa

 

Balletin en Facebook

Seguinos en Facebook

Balletin en Instagram

 Seguinos en Instagram

Balletin en Twitter

Twitter
20 AÑOS: 1995 Imprimir E-Mail
jueves, 10 de abril de 2014

 


 

20 años

1995

Se incrementaban los colaboradores al staff de Balletin Dance y las revistas tenían cada vez más páginas. Continuaron las secciones fijas del año anterior, en las que tenían especial importancia la pedagogía y la historia, porque desde un principio comprendimos la importancia de la educación para la profesionalización de la danza. Y mudábamos la redacción a la calle Conde en el barrio de Belgrano R.

En febrero hicimos nuestro primer homenaje a Jorge Donn dedicándole la tapa de la edición de ese mes. Aparecían las Twins Tap por vez primera, mencionábamos los intercambios culturales de la Fundación Estela Erman y las funciones de Ballet con Humor. Cubríamos los primeros festivales internacionales en Brasil y brindábamos información del Mercosur. Simultáneamente comenzamos una gira por las provincias argentinas, que permitió informar sobre la cuantiosa actividad que la danza presenta en todo el país y que pocas veces tiene eco en la capital. Además vinculamos a la danza con la filosofía, incorporamos la sección libros y comenzamos a seguir la carrera de los argentinos que triunfan en el exterior.

Las variadas crisis del Teatro Colón atravesaron toda la historia de Balletin Dance, en marzo de 1995 dábamos cuenta de la grave situación que amenazaba al prestigioso cuerpo de baile y el maestro Enrique Lommi hacía su aporte sobre el tema. Ya en febrero de 1995 el tema fue tapa: “La Historia Sin Fin”. Por otra parte, las variables del sistema económico nacional repercutían fuertemente en el sector de la danza, al conflicto del ballet de nuestro primer coliseo bajo la dirección de Carlos Baldonedo, se sumaban las compañías del Teatro Municipal General San Martín dirigido por Oscar Araiz (no renovaron el contrato al 25 % de los bailarines) y del privado Teatro Avenida que dirigía Carlos Vilán, que desapareció poco después.

Para el primer aniversario de esta revista Harold Prince estaba en tapa con motivo del estreno de El Beso de la Mujer Araña encarado por Valeria Lynch y al mes siguiente era el turno de Maximiliano Guerra junto a Carla Fracci. Hablamos de la gala de ballet producida por Jorge Fama, que trajo un programa inolvidable a Buenos Aires, se inauguraba en esta ciudad la Sala Ana Itelman con obras que repusieron Oscar Araiz y Norma Binaghi, nacía el Primer Festival de Videodanza encarado por Silvina Szperling (una luchadora que ha logrado mantenerlo hasta la actualidad), Marcel Marceau llegaba a la Argentina, la Fundación Konex comenzaba el ciclo Vamos al Ballet y desde Ushuaia cubríamos “El afro del fin del mundo”.

El Honorable Consejo Deliberante de la Ciudad de Buenos Aires, declaraba a Balletin Dance de Interés Municipal, de acuerdo a un expediente iniciado por el Consejal Abel Fatala. En 1995 fue la última visita de Antonio Gades a la Argentina, que trajo Carmen y Fuente Ovejuna al Teatro Colón y al Luna Park en funciones irrepetibles, Brenda Angiel comenzaba a colgarse con el estreno de 3 Partes y una Pared, Margarita Bali debutaba con las proyecciones de video en sus obras, los Botton Tap celebraran una década de existencia y Hugo Midón no dejaba de crear.

Federico Klemm había comprado objetos personales de Rudolf Nureyev y los exhibía en su galería de arte junto a Olga Ferri como una manera de homenajearla, mientras aparecían por primera vez los nombres de un grupo de niños talentosos que se convertirían en las figuras del presente: Luciana Barrirero, Luciana París, Marianela Nuñez, Aldana Bidegaray, María Sol Auyeri, Herman Cornejo, Anina Basile y Cecilia Pagano viajaban para actuar en Uruguay, con apenas 14 años de edad. “Todavía tienen tiempo -señalaba Raúl Candal, su maestro preparador-, tienen muchas condiciones, que tendrán que consolidar con trabajo… pero son muy trabajadores”. Marianela Nuñez fue una de las “Jóvenes que Prometen” de 1995. 

En septiembre recordamos el casamiento contraído por Vaslav Nijinsky y Rómola Pulszky en 1913 en Buenos Aires. Eleonora Cassano se llenaba de plumas para debutar como vedette en La Cassano en el Maipo, Roxana Grinstein estrenaba El Escote, María José Goldín comenzaba a coordinar el ciclo de danza en Liberarte, se anunciaba una actuación de Sergio Neglia por primera vez en el país desde su partida, Pierre Lacotte contrataba a Cinthia Labaronne en el Ballet de Nancy et de Lorraine, el Instituto Superior del Profesorado de Danza María Ruanova (actual IUNA) lanzaba las nuevas carreras de intérprete y la temporada del Teatro Colón de 1996 prometía más cuestionamientos.

Este año publicamos la primera conversación con nuestro querido amigo Otto Werberg, y entrevistamos a Maya Plisetskaya, Antonio Gades, Stella Araúzo, Rob Ashford, Cecilia Kerche, Julio Bocca (por los 10 años de su triunfo en el Concurso Internacional de Ballet de Moscú), Iñaki Urlezaga (que ingresaba al Royal Ballet), Juan Lavanga, Freddy Romero, Mauricio Wainrot (que retornaba al país invitado por el Ballet Juvenil del Teatro Municipal General San Martín), Ricardo Rivas, Elizabeth de Chapeaurouge y Juan Carlos Copes, entre otros.


AUSPICIANTES

Cada vez más maestros confiaban en la tarea emprendida por este medio de comunicación, que mes a mes se volvía más horizontal, lo que hizo posible que continuáramos con el todavía joven emprendimiento. Ellos fueron: Noemí Coelho y Rodolfo Olguín, Estudio de Ballet Centenario, Rita Caride, Silvia Briem Stamm, Marcelo Antelo y Rafael Lafica, Armar Danza Teatro de Silvana Cardell y Silvia Pritz, Melanie Alfie, Dolores Monterrey, Ballet Studio de Buenos Aires de Verónica Idígoras y Nela Frexas, Sibila, María Eugenia Giudice, Equipamientos Jofre, Roxana Grinstein, Patricia López, Danza y Movimiento, Manón Brodsky, Marcelo Sheinker, El Reno, El Palacio de la Papa Frita, Cristina Kameniecki, Instituto Coreográfico Argentino de Elizabeth de Chapeaurouge, Estudio Ran Producciones, Antonio Ortega, Guadalupe Cejas, Instituto Superior Terpsícore de Graciela Marcolini, Estudio Superior de Arte de Diver T. Larrosa, Al Andalus Escuela de Danzas de Conchita España y Jorge Luis, Residencia Universitaria Femenina Santa María del Plata, Giorgia Allegretti, Héctor Estévez, Gyff’s by Carin, Hasen, Ricardo Rivas, Mariel’s Bijoux, Camino Real Danzas, Arte y Ciencia, Confecciones El Arte SRL, Art Studio, La Rumbera, Andrea Peralta, Claudia Montangero, Liliana Herzkovich, Conservatorio de Danzas de Paula Schapiro, Pablo Cerecedo, Asociación Arte y Cultura, Electrosonora Castañuelas, Nadar, Eve Servicio de Lunch, Fernando Marín, Gloria Ponssa, Arte Danza Instituto de Mónica Chorni, Lisu Brodsky, Twins Tap de Ale y Ati Castro Videla, Escuela Privada de Danzas y Gimnasia Ratti, Casa Amarilla, Isabel Mouzo, Raymond Sullivan, Hernán Barceló, Instituto de Arte Escénico Fama de Moira Chapman, Instituto Artístico Buenos Aires, Los Ranz Ricardo Ale y Nicolás Zoric, Vivian Luz, Punto Gráfico, Epilaterm, Escuela de Danza y Ballet García Cardo, Laura Ferreira, Forma y Línea Centro de Estética Integral, Hexill Dance de Carola Tateossian, Escuela de Artes y Letras del Casal de Catalunya, Nely Moretón y su ballet Flores de Andalucía, El Taller de Zulema Jaurena y Algunos emisión radial.


COLABORADORES

Más profesionales se acercaban para colaborar en Balletin Dance en su segundo año de vida, en todas las áreas que hacen a esta revista. Enrique Honorio Destaville, Beatriz Conte, Mabel Silvera, Claudio Mastronardi, Hugh Martin, Marcela Sluka, Philippe Levadé, Mirta Pellegrini, Patricia Stokoe, Diana Segovia, Gabriel Costoya, Daniel Alberto Rosi, Felipe Fanti y Hernán Calabretta. Y Valerio Cesio se incorporaba como corresponsal en el exterior.


FRAGMENTOS DE ENTREVISTAS

“El tango me parece algo fantástico, absolutamente fantástico. Lo he visto bailar no sólo en teatros, sino también en San Telmo donde se lo baila en forma espectacular”

Maya Pisetskaya

“El aporte de la técnica clásica es importante para cualquier clase de baile que hagas. Pero además, todo lo que uno haga relacionado con el arte, es un aporte”

Ale y Ati Castro Videla

“En 1944 todas las etoiles del Colón bailaron en mi compañía Teatro del Ballet, que comenzó con ocho chicos y fue la primera ola de danza moderna en el país” 

Otto Werberg

“Su estilo coreográfico, que fluye de un exceso de personalidad artística, que imprime a la plástica rítmica de las evoluciones de escuelas fáusticas a que pertenece, un acentuado carácter de intenso dramatismo, concreta el ideal expresivo de la danza moderna, que su mímica verdaderamente admirable y llena de matices sugerentes de estados anímicos excepcionales, contribuye a exaltar”…

Palabras de Fernando Emery respecto de la danza de Otto Werberg

“La danza española (en la Argentina) se había quedado estancada en un esquema muy antiguo, de unos cuarenta años atrás”

Conchita España y Jorge Luis

“La danza española está evolucionando mucho aquí, a raíz de la llegada de la China, Carlos Vilán, o la mía. Estamos trabajando para que la gente progrese” 

Antonio Ortega

“Los seres humanos no aprender rápidamente y generalmente no aprenden nunca. Esas son las cosas que me interesan primeramente. Lo que me ocupa es el relato”

Harold Prince

“Siempre habrá argentinos destacados en materia de danza. Siempre hubo figuras excepcionales en la danza argentina: Esmeralda Agoglia, José Neglia, Olga Ferri, Norma Fontenla, Nancy López, Enrique Lommi, María Ruanova, Irina Boroska, Liliana Belfiore…”

Juan Lavanga

“La clave de la renovación en la evolución del flamenco, en materia de danza y en la música española misma, tiene nombre y apellido: Paco de Lucía. Gracias a él se ha hecho conocido el flamenco en todo el mundo!” 

Olga María Marcioni “La China”

Consejo para un joven bailarín: “Que trate de hacer lo imposible si realmente ama la danza. Que sea inteligente en cuanto al trabajo. Uno puede tener un maestro, un ensayador o varios maestros, pero siempre el esfuerzo de trabajo y la constancia es de uno miso”

Julio Bocca

“Yo puedo enseñarte el movimiento, pero hasta que vos no lo sentís no pasa nada”

 Freddy Romero

“Se puede gozar de un personaje cuando se sale al escenario muy tranquilo y eso se da con trabajo. Trabajo de clases, de ensayos y de escena”

Ricardo Rivas

“Es lamentable que todo el mundo se quiera ir del país, es paradójico y es gracioso porque yo estoy pensando seriamente en volver”

Mauricio Wainrot

"La característica propia del jazz serían las isolations, o sea, aislamientos. Separar las distintas partes del cuerpo con ejercicios específicos” 

Elizabeth de Chapeaurouge

“Eso de la cultura a la calle a mi me parece falso. Es una mentira que un concierto de violines deba darse en un estadio como el de Boca. Al pueblo hay que darle el derecho de asistir a los teatros a precios populares. Los gobiernos deben saber que es tan importante oír un concierto, ver una ópera, asistir a una exposición de pintura y leer un libro, como comer un churrasco”

Antonio Gades

“Ya la realidad cotidiana es equívoca en sus ejemplos. Y esto sólo se puede vencer mediante el amor o el genio. (…) Yo que tengo miedo de equivocarme -aunque eso no me importe demasiado- y que tengo necesidad de una vida más armoniosa, puedo descansar en mi orgullo. Después de todo, la danza, el flamenco especialmente, es una voluntad de recuperar el propio orgullo, esa vieja afición que rescata al hombre y que le impide a Satanás ser más que un eunuco lamentable”

Antonio Gades

“Alguien que recién se inicia en la danza debe trabajar mucho, con conciencia, pero divirtiéndose. Trabajar no debe ser una tortura. Tiene que ser algo placentero. Si para vos bailar es un sacrificio, no tenés la mente sana y por más condiciones que tengas, no te va a servir”

Maximiliano Guerra

“Si les gusta bailar, que lo hagan. Si no, no. Tienen que pensar en estar bien con sí mismos” 

Jean Charles Gil

“A menudo a un bailarín lo persiguen desilusiones, pero uno tiene que pensar siempre en el público. Hay que amar a este público que viene a disfrutar”

Larisa Lezhnina

“Ahora tenemos la suerte de que llegan videos de clases del exterior, entonces es muy productivo verlas, analizarlas y comparar el trabajo. Los maestros tienen que renovarse constantemente para estar actualizados”

Alfredo Gurquel

“Ser bailarín es una decisión de vida, de todos los días. Se sube a un escenario para decir algo. Partiendo de nosotros mismos, desde nuestras posibilidades, es cómo se lo logra, sin apurar el proceso de formación. El público tiene un solo minuto para percibir el trabajo que conlleva la preparación (…) si logra captar y recibir lo que los artistas están dando, se modifica”

Graciela Ríos Saiz

“Conocí a Nureyev en el ’67. Recuerdo que se quedó muy impresionado con el Teatro Colón. Le fascinaba Olga (Ferri), creía que era un material delicioso como expresión del arte”

Federico Klemm

“Por más fantasías que pueda haber, el punto de partida de la obra es siempre una realidad muy concreta, social, política e incluso económica. Dentro de esa realidad aparece el juego con elementos cotidianos”

Hugo Midón

“No nos gusta hacer cosas groseras ni burdas. Ya es bastante con que bailarines vestidos de mujer hagan roles femeninos. Exageramos cosas cotidianas, todo encarado con mucho respecto”

Jorge Curia y Claudio González, Ballet con Humor 

“En Buenos Aires hay una gran pulsión artística. Hay mucha gente a la que interesa la danza. (…) El Estado está destruyendo a la cultura sistemáticamente. En ese sentido nuestro país está un poco idiotizado”

Ana María Stekelman

“El modern jazz permite expresarse y a la vez cuenta con una técnica sólida y formativa. Trabaja sobre ejercicios tradicionales de la danza clásica y los complementa con un movimiento armónico del torso”

 Margarita Fernández

“La persona que está conectada con el arte tiene la posibilidad de salvarse a sí misma. Cuando uno está bailando, está en un estado de emoción pura. No hay posibilidad de tener pensamientos distorsionantes. Uno tiene que estar con todo su ser haciendo eso”

Claudio Longo

“Carmen es como toda mujer quisiera sentirse. Sin ataduras, libre y eligiendo. Tiene una dimensión universal, porque todo el mundo se siente identificado. Porque todos luchamos por la libertad”

Stella Araúzo

“Las presentaciones de Nucleodanza en Buenos Aires incluyeron video-danza en simultáneo con los bailarines en vivo. Fue bastante novedoso, pero como muchas veces ocurre en nuestro país, algunas cosas pasan desapercibidas, fue como un estreno de incógnito”

Margarita Bali

Para los jóvenes: “Que estudien si tienen ganas, porque es una profesión con un campo muy restringido y sólo los fuertes y los buenos tienen un lugar. Se necesita mucha dedicación y estudio. En la danza no importa si nosotros la amamos. La danza tiene que amarnos a nosotros también”

Cecilia Kerche

“Bailar tango es lo más parecido al amor en la vida real. Es parecido en la necesidad del abrazo, del apretón de manos. Mi consejo para quienes estudian es que hay que empezar por el principio. No se puede correr sin saber caminar. El paso es un resultado: es cabeza, tronco y extremidades”

Juan Carlos Copes

“Estar convencido de que lo que están haciendo verdaderamente les gusta. Que les gusta poner alma y esfuerzo, porque sin trabajo y amor a lo que estás haciendo no se llega a ningún lado”

Eleonora Cassano

“Que tengan coraje, que no tengan miedo de poder realizar todas sus fantasías. Es decir, que luchen. Nadie se muere de hambre si va a cumplir un deseo. No hay peligros para aquellos que quieren confesarse a sí mismos una verdad”

Rubén Celiberti

“Maestros hay varios, después hay algunos que vos elegís. Otto Werberg me ayudó muchísimo durante tres años, uno entero me lo dedicó a mí. Sabe de danza, de teatro, le intriga saber sobre música, pintura y filosofía. Es una de las personas de las que hoy en día no existen más”

Rubén Celiberti 

“Que trabaje con ganas y felicidad por lo que está haciendo. Que se vaya encontrando a sí mismo en su trabajo, en las clases, en su entrenamiento. Uno se educa mirando a todos los demás. Para ser un bailarín, uno lo tiene que querer con toda su alma. Eso es más importante que la técnica”

Raymond Sullivan

“Aunque mucha gente me impulsa a que vaya a probarme al exterior, yo pienso que ya tengo 27 años y realmente me cuesta despegarme de mi país y de mis cosas. Estoy muy acostumbrada al Teatro Colón. Subí a solista reemplazante de primera en el año ’92 por medio de un concurso internacional”

Silvina Perillo

 


 

 

 
< Anterior   Siguiente >


Nueva web

Logo

Edición Nº 257 (ver siguientes ediciones en balletindance.com)