Inicio arrow Abril 2014 (Año 21 - Nº 230) arrow 20 AÑOS: 1994
Narrow screen resolution Wide screen resolution default color green color orange color

Suscripción (impresa)

Suscripción individual a la edición impresa

 

Balletin en Facebook

Seguinos en Facebook

Balletin en Instagram

 Seguinos en Instagram

Balletin en Twitter

Twitter
20 AÑOS: 1994 Imprimir E-Mail
jueves, 10 de abril de 2014

20 Años

Quisimos hacer un repaso de la trayectoria de Balletin Dance, que no es más que una síntesis de la historia de la danza de estas últimas dos décadas. Resolvimos extraer aquellos momentos más significativos para la revista y para el ambiente de la danza y nos sorprendimos al evidenciar, no solamente que 20 años es mucho, sino que los nuestros fueron de una actividad desbordante. Fueron tantas las personas que integraron este proyecto, tantas las que apoyaron el emprendimiento, tantos artistas los que compartieron sus ideas y creaciones, que preferimos dividirlos en varias entregas para acercar a los lectores de hoy aquellos hitos que quedaron marcados en la memoria colectiva de Terpsícore.

Aprovechamos además, para recordar que la colección completa de Balletin Dance, se encuentra en la hemeroteca de la Biblioteca Nacional, en la del Congreso de la Nación, en las bibliotecas de escuelas estatales de danza de todo el país, lógicamente en colecciones privadas, y por otro lado, en el exterior, esta revista integra la base de datos Ebsco para investigadores, y llega físicamente a Universidades y Centros vinculados con la danza en Europa y América.

Por último, anunciamos que nos hemos abocado a la tarea de digitalizar las ediciones de esta revista en su totalidad, tarea que se verá plasmada en el transcurrir de este año, para que todo interesado pueda descargarlas de internet, como siempre en forma gratuita.

A continuación los comienzos de esta historia, desde 1994 hasta 1997. Esperamos que disfruten el contenido, como nosotros lo hemos hecho al crearlo y ahora al reeditarlo.

Agustina, Martín y Diego 


1994

En abril de 1994 nacía Balletin Dance, un emprendimiento de Agustina Llumá, Martín Goyburu y Diego Llumá, entonces jóvenes entusiastas y apasionados por la tarea que iniciaban. La tapa de esa primera edición corresponde a The Spirit of The Sea, una coreografía del Denishawn, grupo que marcó a la danza universalmente. “Una de las cosas más artísticas que jamás haya visto” dijo Doris Humphrey al incorporarse al elenco, a comienzos del siglo XX.

Desde una mirada abarcadora y amplia, difundimos desde nuestros inicios tanto a modernos como a folklóricos, a clásicos y a urbanos, a artistas nacionales y a extranjeros, a nóveles y a consagrados. Queríamos que nuestras páginas fueran una vidriera de la danza argentina en el exterior, y así desde el primer número nos abocamos a ello. Paralelamente informamos lo que sucedía en tierras lejanas y pronto llegaron noticias e invitaciones para viajar a diversos encuentros, para poder transmitirlo de primera mano.

En el primer año de vida, Balletin Dance incluyó secciones fijas, que continuaron algunos años (algunas perduran hasta el día de hoy). Homenajes a artistas argentinos, pedagogía, historia de la danza moderna, argumentos de ballet, la salud en la danza, impulsamos a los jóvenes talentos que prometían un futuro destacado (entre ellos a Leonardo Reale y a Martín Quintana). Por otro lado, ofrecimos información sobre becas, audiciones, clases gratuitas, ayudas financieras, y vinculamos a la danza con las artes plásticas, la poesía y el cine.

Ya en 1994 habíamos entrevistado en exclusiva a Norma Binaghi, María Fux, Alicia Muñoz, Liber Scal, Adolfo Colque,  Hugo Delavalle, Carlos Vilar, Ilse Liepa, Lorca Massine, Vladimir Vasiliev, Askold Makarov y Pina Bausch, entre otros. 


AUSPICIANTES

Balletin Dance nació con la firme convicción de su gratuidad. Esto es, que “debía” entregarse en forma gratuita a todos los bailarines y alumnos en sus propios lugares de trabajo y estudio, para que todos pudieran acceder a la información en aquellas épocas en las que la tecnología recién comenzaba a desarrollarse e imponerse en la Argentina: aún no existía internet. El sistema de logística que se actualiza cada mes hasta el día de hoy, era primordial para lograr este objetivo.

Los primeros auspiciantes fueron el puntapié que nos permitió iniciar esta maratónica trayectoria que continúa actualmente merced a quienes se van sumando.  Ellos fueron, cronológicamente: Asociación Wagneriana, Instituto Superior de Arte de Miriam Martínez, Marisa Cura, Estudio El Cisne, Music & More, Bufonearte, Escuela de Teatro El Sótano de Jorge Guzmán, Acares Escuela Nacional Cubana de Ballet y Danza Abierta en Argentina, Copearco Concurso para la Elevación del Arte Coreográfico, Liber Scal, Fundación Beethoven, Catalina Ulloa, Conservatorio Albistur, Estudio de Danzas Silvia Roller, Atelier Danzarte, Estudio Margarita Bali, Centro de Expresión Creativa Escuela de Arte, Minassian, ArteDanza, Lía Albistur, Stella Maris Rivas, AEspacio Cultural,  Cecilia Gesualdo, Claudia Barreta, Casaterra, Nela Frexas, Radio Taxi Pidalo, Nanny Molinari, Eliseo Carrillo, Estudio Rocamora, Helicón Instituto, Juana Lederer y Alfredo Gurquel, Kaly Garrido, La Terraza, Ensayo de Mónica Bozzi, Estudio de Danzas Alma Mater de Lucía Würst, Alicia Fiuri, Ballet Estudio de Olga Ferri y Enrique Lommi, Centro de Educación Corporal de Lola Brikman, Cascanueces indumentaria, Graciela Ríos Saiz, Estudio de Danzas y Arte Integral Atenea, Estudio Freddy Romero, Marisa Velazco, Conservatorio Superior de Danzas y Gimnasia de Jorge Facal, Arte Studio Janos Morel, Lyna Zabala, Adolfo Colque, Centro de la Danza de Liliana Ferrucci, Pata de Ganso de María José Goldín, Sonia López, Estudio de Danza Py y Margall, Música y Danza de María Elena de Seijó, Disc Jokey Maxi, Miniaturas Coreográficas por el Ballet Estatal de San Petersburgo, Teatro IFT, Malvina Stragá, Alejandra Piñeiro Pita, Beatriz Osswald de Arbiser, Rita Ortega, Marcelo Scheinker, Paula Fontán, Festival Internacional Manuel de Falla en Alta Gracia, Noemí Coelho y Rodolfo Olguín, Manon Brodsky y Juan Garófalo. 


COLABORADORES

Muchísima gente ha colaborado con Balletin Dance en estos 20 años, en todas las áreas (que cada vez son más): producción de contenidos, servicio de información, logística, impresión, preimpresión, encuadernación, legales, administración, software y hardware. Aquellos primeros profesionales que se acercaron para acompañarnos y ayudarnos, fueron realmente significativos para la historia posterior de esta revista. Marcelo Barravecchia, Sylvia San Martín, Fabiana Medina, Andrea Bengochea, Fernando Jarach, Roberto Goyburu, Valeria Cánova, Paola Bini, Renée Larrea, Silvia Zavalla, Horacio Bustos, Héctor Carfi, Alicia Muñoz, Lola Brikman, Hugh Martin, Héctor Fontán, Noemí Coelho, Martín Vogelius, Paulina Ossona y Beatriz Conte. Y comenzamos a incorporar a los primeros corresponsales en el exterior, que nos enviaban por fax o correo postal, las novedades del mundo: Monique Badih, María Ester Basurco y Catherine Pieres. 


La historia de Balletin Dance se inició con Los Diez Mandamientos de la Danza de Héctor Zaraspe, una idea aportada en aquel entonces por Paola Bini

El lenguaje del alma es la música. El lenguaje del cuerpo es la danza. Alma y cuerpo, danza y música unidos, plasman un instrumento para que el hombre se exprese; por eso, a través del hombre habla el espíritu. La danza unida a la música es el lenguaje universal del hombre.

  1. El arte de la danza consiste en convertir a la música en imágenes visibles. Para ello, es necesario usar la sensibilidad, unida a un gran esfuerzo físico, mental y emocional. Si alguno de estos principios falla, habrá destreza técnica pero no danza.
  2. En clase se debe trabajar buscando la perfección técnica, teniendo en cuenta que el arte de la danza demanda una síntesis de espíritu y mecánica.
  3. Cuando la clase se empieza usando el pié, se debe trabajar desde los pies, estirando las rodillas, abriendo al máximo que se pueda en la pelvis, pero sin sacrificar la posición correcta
  4. Para desarrollar la energía y la agilidad, se debe mantener la espalda recta, estirar el cuerpo y respirar despacio y profundo
  5. Cuando un ejercicio es difícil, es necesario tener calma y mantener en la mente las combinaciones o variaciones, respetando las frases musicales
  6. Las pausas deben usarse para descansar, pero no hay que economizar energía si no es necesario. Cuando más cansado se está, es importante mantener la posición correcta
  7. La energía debe utilizarse con gracia, permitiendo que los brazos sean generosos. La entrega lleva a descubrir la perfección del movimiento. No olvide que en los brazos está la poesía de la danza
  8. Ame todo lo que haga. De importancia al más pequeño movimiento, y así logrará el todo. No olvide que la limpieza en la técnica es más importante que un excesivo virtuosismo
  9. Para cada ejercicio es necesaria la disciplina. Teniendo disciplina, el bailarín tendrá control y si tiene control podrá comandar su cuerpo y de esa manera se liberará de la técnica.
  10. El trabajo da la técnica. La técnica da la perfección, la perfección hace al artista. El artista ve a Dios. Cuando baile sea libre, porque la libertad es vida.

(El arte de la danza consiste en sublimar la materia convirtiendo el cuerpo en un instrumento del  arte. El bailarín solfea con su cuerpo, pintando en el aire la música que lleva en su alma) 


FRAGMENTOS DE ENTREVISTAS

 

“… los bailarines rusos siempre bailan con el alma. La técnica es importante, pero sin el alma es algo gimnástico. Siempre se debe tener en cuenta que interpretar es hacer arte. Nosotros tenemos una disciplina de trabajo muy ardua, pero no somos máquinas…”

Ilse Liepa

“Pienso que es necesario buscar un producto más nuestro, no copiar tanto los modelos traídos del exterior… en mis bailarines busco esencia, que quieran bailar”

Adolfo Colque 

Un consejo para jóvenes: “Creer en la danza como si fuera una religión. Creer en la fuerza propia. Se necesita mucho coraje y avanti, siempre avanti” 

Lorca Massine 

“Para el verdadero arte no importa en qué sistema se viva, sino que los creadores se entreguen de corazón”

Vladimir Vasiliev

“El ballet tiene su atracción propia porque no precisa mediadores: el contacto se establece de corazón a corazón”

Askold Makarov

"Siempre me dejo guiar por la intuición, las cosas se desarrollan a medida que surgen, no puedo hacer un guión, no puedo formular en palabras mis emociones, nunca sé de antemano lo que va a salir”

Pina Bausch

“La danza española es una forma de vida, es mucho más que olé, olé, olé (…) La gente puede entender más o menos de baile español, de sentimientos entiende todo el mundo…”

Carlos Vilán

 


 

 

 
< Anterior   Siguiente >


Nueva web

Logo

Edición Nº 257 (ver siguientes ediciones en balletindance.com)