Inicio arrow Archivos pdf
Narrow screen resolution Wide screen resolution default color green color orange color

Suscripción (impresa)

Suscripción individual a la edición impresa

 

Balletin en Facebook

Seguinos en Facebook

Balletin en Instagram

 Seguinos en Instagram

Balletin en Twitter

Twitter
Misiones Imprimir E-Mail
martes, 10 de septiembre de 2013

Provincias | Misiones

De la Selva Colorada

Por Agustina Llumá

Misiones, la segunda provincia más chica del país después de Tucumán y con 60 años recién cumplidos, cuenta con un ballet provincial que vale la pena conocer. En este informe, una visita a sus instalaciones, su escuela y el estreno de La Bayadera protagonizada el mes pasado por los argentinos Herman Cornejo y Luciana París del American Ballet Theatre

 

El Ballet del Centro del Conocimiento (BCC), tal el nombre del elenco misionero, comenzó a trabajar en el año 2005 por una iniciativa del entonces gobernador Carlos Rovira, que solicitó a Laura de Aira la puesta en marcha del ambicioso proyecto. A los dos años se creó la escuela como semillero para dotar al elenco de bailarines, y ya dos de sus alumnas integran la compañía.

En poco más de siete años, el BCC ha logrado producir las versiones integrales de Giselle, Don Quijote, El Lago de los Cisnes y La Bayadera además de piezas breves, con escenografía y vestuario realizados en sus propios talleres. El emprendimiento significó la formación y perfeccionamiento de los profesionales en cada una de las áreas y oficios, que componen una institución de esta envergadura, y el balance, a los ojos de esta cronista, es alentador.

En una charla íntima, realizada en el Centro del Conocimiento de Posadas, sede de la compañía y de la escuela, junto a un espacio de exposiciones, la Biblioteca y el Teatro Lírico, Laura de Aira señaló a Balletin Dance que si bien todavía faltan algunas cosas, cada año se va logrando cubrir las nuevas necesidades en función del progreso de los organismos.

 

La compañía

Todos los años, a fines de noviembre o principios de diciembre, se realizan audiciones para incorporar bailarines al ballet, que inicialmente se integró con 33 artistas locales, pero hoy cuenta con 49 bailarines de distintas ciudades de Argentina, Brasil, Uruguay y Colombia. Allí, en sus salas, en la tierra litoraleña de la yerba mate, se mezcla el español, con tonada guaraní, con el portugués y el ruso de una extraña manera natural.

“El año que viene vamos a tener a una nueva integrante norteamericana, que elegí en junio en el Concurso Internacional de Ballet Valentina Kozlova de Nueva York (ver Balletin Dance Nº 221, junio de 2013)”, recuerda Aria. Con este viaje que incluyó otras ciudades de Estados Unidos, la directora consolida la proyección internacional que pretende para el elenco. “Nuestra provincia es muy chiquita, recién empezamos con la compañía y ya tiene trascendencia a nivel internacional, lo que para nosotros es muy importante”.

En 2012, el BCC realizó 21 funciones en su sede y cantidad en otras provincias donde son invitados repetidamente, al igual que en Brasil, país que envuelve a la provincia de Misiones, “hemos tenido muchísimas funciones en el Sur de Brasil, en ciudades chicas donde les encanta el ballet, con más de mil espectadores por función”, aseguró la directora.

   

El repertorio

Además de las versiones integrales de los grandes ballets (se presentan dos estrenos por año), la compañía incluyó en su joven repertorio pas de deuxs de diferentes coreogragfías, las danzas del Príncipe Igor y Noche de Walpurgis, “en contemporáneo se puso Suite de Angeles de Omar Saravia junto al quinteto de la Fundación Piazzolla, y otras obras con música regional. Uno de los integrantes del ballet Roberto “Tiky” Vangelis, es muy buen coreógrafo -se está formando como coreógrafo-, ha puesto Estampa Argentina basado en nuestro folklore y Cherogapé sobre música de Raúl Barboza que es muy solicitada”, explicó Aira.

 

Nuevos Públicos

Más allá de que todas las actividades realizadas en el Centro del Conocimiento (que está emplazado en las afueras de la capital provincial, en una zona en desarrollo) son gratuitas, el organismo necesitó crear programas para atraer nuevo público. “Esto se llama el Centro del Conocimiento, nosotros transmitimos conocimientos, es lo que queremos, que se vayan interesando por el ballet clásico que no se veía todos los días, ni frecuentemente. Cuando la gente empezó a venir comenzó a entusiasmarse y ahora tenemos nuestro público que llena siempre la sala (de poco más de 500 localidades), ya son habitués”. Puntualmente la directora mencionó “funciones para chicos con Pedro y El Lobo dedicado a los jardines de infantes y escuelas primarias, y para los colegios secundarios Don Quijote, que estudian en el cuarto año en literatura,” entre otras propuestas junto a la Biblioteca del CC.

 

Invitados

Como el elenco no tiene antecedentes, la posibilidad de invitar a bailarines de otras latitudes ofrece el doble rol de guía o modelo para los artistas y el público. “Del Teatro Colón vinieron Nadia Muzyca y Alejandro Parente, Franco Cadelago estuvo más de un año trabajando con nuestra compañía. Del exterior, han bailado Herman Cornejo, Erica Cornejo, Carlos Molina y Luciana París. Luego el elenco local sigue haciendo las funciones. Tenemos programadas muchas más de La Bayadera, sí. Trato de que bailen lo más posible, porque estar siempre en actividad incentiva a los bailarines.”

   

Con el objetivo de formar a los bailarines que integrarán la compañía, en 2007 se creó la escuela de enseñanza gratuita, a la que asisten cerca de cien alumnos, que ingresar a través de una selección anual. “Utilizamos la técnica del ballet clásico ruso, la Escuela Vaganova”. Luego de dos años de negociaciones ante la Embajada de la Federación Rusa, “se firmó un convenio entre el gobierno de la Provincia de Misiones y la Universidad Natalia Nesterova de Moscú”, explicó Laura de Aira. Desde Rusia llega un nuevo maestro cada dos años, actualmente se trata de Olga Potoskaya que probablemente finalice su ciclo en diciembre. Por otro lado, Alexander Nicolaevich “Sasha” Ananiev , encargado del entrenamiento de la compañía, pareciera haber llegado a Misiones para quedarse, aunque reparta su tiempo con la provincia de San Luis donde acaba de crear una Fundación que lleva su nombre.

“Los maestros que tenemos acá se están perfeccionando en la técnica para poder seguir enseñando ellos, porque no vamos a estar trayendo docentes toda la vida. Hay varios bailarines del ballet que ya están dando clase”.

 

Cuerpo médico

“Este año ya tenemos un departamento médico, con un traumatólogo especializado, la doctora pediatra y la doctora clínica para los más grandes, estamos esperando la autorización del Colegio Médico para abrir nuestro propio consultorio, con todo el equipo del Hospital Ramón Madariaga. Además tenemos un enfermero todos los días desde que empieza el ballet hasta que termina la escuela”, remarcó la directora, dando cuenta de la importancia que tiene la salud en la vida de un bailarín.

“Faltan muchas cosas todavía -asegura la santafesina, que luego de casi cuatro décadas en Misiones ya se siente misionera- pero las vamos a conseguir. Los padres colaboran mucho, están muy entusiasmados con que sus hijos puedan estudiar en Posadas, sin necesidad de irse a Buenos Aires”.

 

2014

“En octubre tengo que tener cerrado todo lo que vamos a hacer el año que viene. Estoy en tratativas con Marianela Nuñez y Thiago Soares del Royal Ballet de Inglaterra, él me respondió que vendría gustoso, pero tenemos que ver la fecha”.

Ante la mirada dubitativa y cierta sonrisa de esta cronista, la directora explicó “cuando invité a Herman [Cornejo] le dije, ‘decime qué querés bailar y nosotros lo preparamos’, él me dio a elegir entre La Bayadera y El Corsario. Y acá está Herman…”

 

A futuro

La nueva ley de educación de la provincia de Misiones, da pie a la presentación del proyecto de la Nueva Escuela Artística que Aira viene estudiando hace tiempo. Se trata de una variedad de tecnicaturas de oficios teatrales que los bailarines podrían elegir sobre el final de la educación secundaria. “Queremos que además de estudiar la carrera de danza, los niños puedan hacer la escuela primaria con orientación artística, la secundaria acelerada en tres años y después, tres años de tecnicatura, para que egresen con dos títulos. Soy muy persistente …”


La Bayadera

El sábado 17 y el domingo 18 de agosto, se presentó en el CC, La Bayadera protagonizada por Herman Cornejo y Luciana París

La reposición coreográfica recayó en manos de Claudia Pontoriero, quien secunda a Mario Silva al frente del Ballet del Teatro Argentino de La Plata. Con muy poco tiempo de preparación, en tres breves viajes que le posibilitaban continuar con sus funciones en la capital bonaerense, Pontoriero realizó una sólida puesta de La Bayadera en dos actos que finalizó luego del acto del Reino de las Sombras (el sueño de Solor luego de inhalar opio), evitando así la venganza de los Dioses. Colaboró en el montaje de las escenas pantomímicas Sabrina Streif proveniente del mismo coliseo. También viajaron desde el Argentino de La Plata, Walter Aon para encarnar al Gran Brahmin (o Brahman), Esteban Stevanec al frente de la iluminación, y Carlos Villamayor para el registro fotográfico.

Los ensayos estuvieron a cargo de la maestra local Daniela Mazo y del propio Sasha Ananiev, quien tiene a su cargo el entrenamiento y perfeccionamiento técnico de los bailarines, ambas tareas se reflejaron magníficamente en las funciones. El cuerpo de baile no solamente consiguió homogeneidad en sus intervenciones, con prolija ejecución y cuidado estilo, sorteando así ciertas limitaciones, sino que aportó las dosis justas del clima necesario para cada cuadro de la obra.

La Bayadera es una obra monumental, al igual que las otras piezas de Marius Petipa, incluye mucha pantomima, divertissements y un cuadro blanco. Pero ésta se destaca por la cantidad de personajes que narran la historia, que con las variantes que ha sufrido desde 1877 hasta nuestros días (tenía 4 actos), la mayoría de las veces resulta incomprensible. Bailarinas sagradas, faquires, guerreros, monjes y soberanos serán parte y testigo de amores, rituales, cacerías, alucinaciones, desengaños, venenos, antídotos, traiciones, hasta de un asesinato; ambientado en la India de aquellas épocas, una cultura totalmente diferente al mundo occidental, que resultaba tan exótica como misteriosa.

En las funciones del mes pasado en el Centro del Conocimiento de Posadas, Nikya (la bayadera destacada del templo) fue interpretada por la encantadora Luciana París (a quien en la última representación el teatro a coro le cantó el feliz cumpleaños) junto a Herman Cornejo que encarnó a un sólido Solor (el guerrero líder) ambos del American Ballet Theatre de Nueva York. Gamzatti (la hija del gobernante) corrió por cuenta de la indomable Solange Caramés del elenco local.

Luciana París se mostró atenta a las exigencias físicas de la difícil coreografía, con port de bras típicos de la escuela norteamericana (un tanto más altos y rígidos, como las manos) enfatizando el trabajo impecable de sus piernas, más allá de algunas dificultades para las bajadas de las puntas. En cuanto a su dramatización fue sobre todo la segunda función (más segura y extrovertida) en la que pudo diferenciar mejor la alegría del inicio, su naif enamoramiento, el fulminante odio hacia Gamzatti y el desgarrador sufrimiento del final. Técnicamente, dibujó con su cuerpo cada línea claramente, con un aporte extra al variar las dinámicas durante diferentes secuencias, un detalle que resulta sumamente agradable para el balletómano.

Herman Cornejo, se destacó fundamentalmente al bailar solo, en sus variaciones, demostrando su capacidad con un elegante virtuosismo que lo llevó a volar sobre el escenario. Magnífico su doble cabriole derrière, su manège zurdo de saut de basque y el posterior de doble tours en l’air, en los que pareció detenerse en el espacio en una pose perfecta, para bajar suave y elásticamente sobre el escenario. Y por último sus piruetas con aumento de velocidad, que detonaron tremendos aplausos de la audiencia.

Solange Caramés, por su parte, también se lució más en la segunda función, con ejes exactos que le permitieron extender sus equilibrios y recargar sus piruetas. Los solistas que se destacaron del cuerpo de baile provienen de Brasil. Vinicius Moretti fue un excelente Faquir Líder muy convincente en su dramatización con aditivos de destrezas físicas de impecable presentación. Denison Pereyra encarnó al Idolo de Oro, con un cuerpo escultural y pulida técnica. Suellen Villar, dejó ver a una artista en su solo del acto blanco, que aportó alma, seguramente de mayor lucimiento en otros estilos. También Ana Claudia Magagnin y Brenda Vera se destacaron por su ágil liviandad una y por sus giros valseados la otra.


 
< Anterior   Siguiente >


Nueva web

Logo

Edición Nº 257 (ver siguientes ediciones en balletindance.com)