Inicio arrow Junio 2013 (Año 20 - Nº 221) arrow Carolina Mancuso
Narrow screen resolution Wide screen resolution default color green color orange color

Suscripción (impresa)

Suscripción individual a la edición impresa

 

Balletin en Facebook

Seguinos en Facebook

Balletin en Instagram

 Seguinos en Instagram

Balletin en Twitter

Twitter
Carolina Mancuso Imprimir E-Mail
miércoles, 10 de julio de 2013

Nota de Tapa

La Argentina de Kylián

Por Agustina Llumá

Luego de seis años en el Nederlands Dans Theatre, Carolina Mancuso bailará por primera vez como profesional en la tierra que la vio nacer y donde inició su formación en la danza. En esta entrevista anuncia sus próximos pasos europeos, como bailarina free lance, una tendencia en boga en su generación

Totalmente entusiasmada por su debut local, Carolina Mancuso conversó con Balletin Dance desde su casa en La Haya, Holanda. Llena de “emociones inmensas”, siente esta oportunidad de poder mostrar a su familia (la mayoría nunca la ha visto bailar) y al público argentino lo que aprendió en tantos años, como una forma de “abrir los ojos a otras formas de arte”.

Era una chiquita hiperactiva, recordó junto a esta cronista, y fue luego de ver La Fille Mal Gardée en el Teatro Colón, cuando Carolina Mancuso supo qué es lo quería hacer, ella soñó inmediatamente con “pertenecer a ese cuento” de ballet que transcurría en el escenario. Pronto comenzó sus estudios e ingresó al Instituto Superior de Arte del Teatro Colón. Estudió con Katty Gallo y Raúl Candal, e integró el proyecto del Ballet Sub-16 de Julio Bocca.

“Me fui de la Argentina siendo muy chica, a los 15 años, para mi era muy chica, tener 15 ahora es diferente”, partía con una beca completa para estudiar en la mítica Escuela de Hamburgo. Luego de su graduación ingresó al elenco liderado por John Neumeier donde permaneció interpretando todo su repertorio durante cuatro años.

Esa chispa de su niñez, que Mancuso recuerda como algo único y lindo de la Argentina, todavía está intacta a la hora de encarar cada coreografía. Y fue esa “sed de querer aprender más” que la llevó a Holanda, donde permaneció durante tres años en el NDT2 (Nederlands Dans Theatre integrado por jóvenes bailarines) y otros tres en la compañía principal. Allí tuvo el privilegio de trabajar con coreógrafos “increíbles”, no solamente en reposiciones sino también en creaciones, una experiencia que revivió en varios momentos de esta extensa conversación. “Jirí Kylián, Ohad Naharin, Marco Goecke, Paul Lightfoot y Sol León, Stijn Celis, Johan Inger, Gustavo Ramírez Sansano, Alexander Ekman, Crystal Pite, Joeri Dubbe y Marina Mascarell” entre tantos otros, crearon sobre esta argentina. Definitivamente la danza contemporánea era para ella, “es mi forma de expresar”, aseguró. 

 

¿Cómo es trabajar con Jirí Kylián?

Maravilloso. Fueron momentos muy cercanos en fecha, cuando comencé a trabajar creaciones con Jirí Kylián y con Joeri Dubbe. Ambos tienen formas similares de trabajo. Ellos me hicieron descubrir que no soy una bailarina de repertorio. El primer día que teníamos esta creación con Kylián, entramos a la sala… yo ya había trabajado con él pero el clima era diferente. El llegó y se presentó, Soy Jirí. Hizo un resumen de dónde venía y nos hizo preguntas a cada uno, diferentes, el ambiente cambió. Y comenzamos a trabajar. Fue maravilloso. No había errores, es decir, nunca era una crítica, sino que emitía una sugerencia y sobre lo erróneo él creaba. Todo se utiliza. Es fascinante y único. Siempre manteniendo un trato de igual a igual con todos. 

Free lance

“Tuve diez años de compañía. Aprendí muchísimo. Pude experimentar muchísimo con distintas personas, pero a corto plazo. Todas las herramientas y la estructura de estas instituciones de las compañías estables, son determinadas. El tiempo es limitado, tanto para el bailarín como para el coreógrafo. Después de trabajar con tantas personas, con coreógrafos reconocidos y emergentes, esas experiencias me llevan a preguntarme qué hay afuera. Indagar, querer seguir otro camino. En este momento necesito indagar dentro de mi y enfocar cada creación con más tiempo y en forma exclusiva. Hacer una cosa a la vez, para poder hacer zoom en las personalidades, para aprender más en el intercambio al momento de la creación”. Por otro lado, con el cambio de dirección del NDT, lógicamente, hubo cambio de repertorio, con otra visión y otra estética. 

La danza en Holanda 

La danza contemporánea tiene mucha belleza. En Europa existe otro concepto, otra forma. Un respeto del pasado mirando hacia el futuro. Los coreógrafos toman riesgos, así la danza sigue evolucionando abrazándose a los cambios. Se muestra otro color, con diferentes tendencias. Europa está pasando por un momento difícil, con recortes financieros en todas las áreas. En Holanda siempre se ha reconocido al arte, siempre se invirtió en el arte (es un privilegio para el artista), eso hace que artistas de muchos países lleguen y se desarrollen. Con la crisis, aunque se ajusten, sigue habiendo progreso, pero sin arriesgar tanto, dándole mucho ímpetu a los coreógrafos ya reconocidos. 

Próximas actividades

A partir de agosto empiezo mi carrera como bailarina freelance trabajando con coreógrafos de alto rango de la danza contemporánea actual. Haremos Solaris, una pieza de larga duración de Joeri Dubbe, emocionante. Somos cinco bailarines. Es un proyecto de cuatro meses y medio de duración y haremos giras por toda Holanda y Rusia. Todos hemos pertenecido al NDT y nos fuimos en diferentes momentos.

Por otro lado, al regresar de Argentina intervendré en una película de arte y danza en España. Los ensayos se realizarán en estudio, pero los fines de semana iremos a filmar en un bosque. Es un proyecto de Marina Mascarell, que integra teatro y danza. 

La transición

En Holanda, como en otros países europeos, sabiendo que la carrera del bailarín es corta (en relación a la mayoría), el Estado (a través de los fondos de pensión o del seguro social) contempla un sistema de reconversión de los bailarines, para que una vez que se hayan retirado del escenario, continúen con una vida activa y productiva en cualquier ámbito. Así, cada bailarín se prepara con anticipación, capacitándose o formándose en una nueva carrera que ejercerá hasta el momento de obtener su jubilación junto a la llegada de la tercera edad.

“En los últimos dos años estuve desarrollando una faceta creativa como diseñadora de vestuario. Presenté el plan de estudios para trabajar con diseñadores de escuelas privadas, que ya fue aprobado, y ya hice pruebas junto a ellos, diseñando el vestuario de distintos coreógrafos”. Una forma de seguir ligada al mundo de la danza escénica desde otro lugar.

Despedida

No puede menos que resultar extraño, imaginar el NDT sin Jirí Kylián, el coreógrafo que le dio una identidad excepcional con exposición internacional. Con la idea de permitir la evolución natural del arte, fue que el genial coreógrafo resolvió dejar la dirección y convertirse en coreógrafo residente del elenco. Sin embargo “hace tres años decidió no crear más para el NDT, pues siente que el arte debe seguir creciendo” por otros caminos, ajenos a él mismo, detalló Mancuso ante la pregunta concreta de esta revista. 

“Kylián sigue trabajando con la misma gente que integraba el NDT3 y repone sus obras en muchas compañías del mundo, como Oslo o Munich”, continuó la bailarina. La temporada 2014 del NDT comenzará (en septiembre) con un “momento de cierre”. Es decir que será la última vez que el NDT baile coreografías de Jirí Kylián, hasta… “de momento sin fecha”.  

Consejos

Tener la mente abierta, investigar, aprovechar youtube una herramienta que no existía en mi generación. Hay mucho para aprender, mirar. Cuidar el cuerpo es fundamental, porque es el instrumento, el compañero, no el sirviente. Comer bien es muy importante, aunque nuestro ámbito apunte a un estereotipo. Siempre habrá que dejar cosas de lado, para dar lugar a lo que está por venir, si uno se siente mal ante una situación o lugar hay que dejarlo. Hay que abrirse a nuevas formas de moverse, sumar herramientas, para encontrar cuál es el fuerte de uno, según las características propias.


En Argentina

Carolina Mancuso actuará en la 3º Gala de Ballet de Buenos Aires (Teatro Coliseo, 29 y 30 de agosto) en un dúo de Joeri Dubbe junto a Pablo Fermani, integrante de la Compañía Nacional de Danza Contemporánea de Argentina. Será un fragmento de Trigger-Happy sobre música de Thijs Kaldenbach y Marvin van Boven, creado para el NDT2 (estrenado el 25 de enero de 2013) y que es una co-produccion con Korzo Producties y Nederland Dans Theater.

Trigger-Happy está inspirada en la película de Stanley Kubrick 2001 Odisea del Espacio. “Joeri está fascinado por los desarrollos globales y los efectos que tienen sobre la humanidad y la vida. En esta obra se centra en el desarrollo de las emociones humanas (dolor, amor, ternura y terribles celos) y cómo a veces somos vencidos por nuestras emociones, aunque por lo general nuestra mente domina. ¿Cómo va a ser en el futuro? ¿Habrá lugar en nuestra sociedad para las emociones humanas? ¿O seremos guiados por la razón?”. 

Más allá de que en Buenos Aires se verá un fragmento de la obra, el dúo elegido “estratégicamente” es una pieza en sí misma, con inicio, desarrollo y final. “Me inspira que la creación nazca en las sensaciones humanas, que no haya sobre-interpretaciones sino que se combinen movimientos de la vida normal para expresarse”.

 Mancuso llegará a Buenos Aires en julio para ensayar con Fermani. Más allá de que la coreografía ya está creada, con su estructura y sus pasos, a Dubbe “le interesa el intercambio con los bailarines, para que la pieza siga creciendo con ellos. Así trabajaba Kylián también, así fuese una reposición, si ve que no es lo que quiere de una persona lo va a cambiar”. 

 


Joeri Dubbe

Después de ser bailarín del Ballet Nacional de Holanda y el Nederlands Dans Theater, Joeri Dubbe dedicó su carrera como coreógrafo freelance. La mayoría de sus obras son para su propio grupo, el Korzo Theater Productions, que realiza giras por Holanda y Europa, con presentaciones en cantidad de festivales, pero también crea con regularidad para el NDT. 

Ha recibido el premio como Mejor Coreógrafo de Nederlandse Dansdagen (2011), y Mejor Producción Teatral por Chrono (2012) que llevará de gira por Rusia este año. Su próxima creación será Solaris co-producida con Korzo Theater, que se estrenará en la edición 2014 del Holland Dance Festival.


“Hay una gran mezcla dentro mío. Siento que no pertenezco a ningún lugar, como algo que leí hace poco, y que da cierto temor: no saber a dónde volver”.


 
< Anterior   Siguiente >