Inicio arrow Diciembre 2013 (Año 20 - Nº 227) arrow Festival de Montpelier
Narrow screen resolution Wide screen resolution default color green color orange color

Suscripción (impresa)

Suscripción individual a la edición impresa

 

Balletin en Facebook

Seguinos en Facebook

Balletin en Instagram

 Seguinos en Instagram

Balletin en Twitter

Twitter
Festival de Montpelier Imprimir E-Mail
lunes, 10 de junio de 2013

Internacionales | Francia

Primavera para la Danza

Comenzó la primavera en el hemisferio norte de nuestro planeta, y con ella los festivales que perdurarán hasta el final del verano. El mítico Festival Montpellier de Danza, tendrá lugar del 22 de junio al 6 de julio

 

Memoria, Palimpsesto* y Modernidad será el lema subyacente de esta 33º edición del Festival Montpellier de Danza. La memoria, vista desde diferentes ángulos, según explicó Jean Paul Montanari, director del Festival: la histórica colectiva en las obras de Israel Galván (que mostrará su pieza relacionada al exterminio de miles de gitanos bajo el régimen nazi), Boyzie Cekwana y Panaïbra Gabriel Canda (una creación sobre los acuerdos Inkomati entre Mozambique y Sudáfrica de 1984), Angelin Preljocaj (con Mille et Une Nuits adquiere la memoria como el contenido mismo de la narración), al igual que Raimund Hoghe (con su estreno Cantatas), y también la memoria personal abordada por Mathilde Monnier (para los bailarines del Ballet de Lorraine) y Akram Khan (con un solo basado en su infancia).

El festival intentará abordar la relación entre la memoria y la modernidad. ¿Es o no, la memoria, una pre-condición para el surgimiento de la modernidad? “El riesgo en este tipo de programa es de caer en una especie de nostalgia, que es la última cosa que quiero” aseguró Montanari.

“A partir de esta idea, volveremos a ver echar May B (1981) de Maguy Marin, uno de los pilares de la danza contemporánea francesa. Y también he invitado a Simon Hecquet y Sabine Prokhoris, que después de haber visto Umwelt y May B en 2006, revelaron que la primera sirvió de modelo a la segunda y no al revés. Este será el punto de partida de su actuación en el festival”.

Con la programación 2013, se intentará contribuir con cierta reaparición de la teatralidad en la danza  pero que a la vez logre una comunicación exitosa. Al respecto la crítica francesa Agnès Izrine señaló que “Francia es profundamente teatral, por su relación especial con el texto (el parangón del genio francés es Victor Hugo, un autor). La danza francesa contemporánea -continúa- se basa en esta noción del autor dando como resultado la minimización del papel de los bailarines. Los intelectuales sólo se interesan en la danza cuando se viste de teatro, mientras que cuando sólo hay movimiento su interés se tambalea. Si tomamos la danza contemporánea francesa en sus inicios, con Gallotta, Preljocaj y hasta cierto punto Bagouet, puede verse que todos trataron de volver a poner la historia (narración o proceso narrativo) en la danza”.

Izrine profundizó en su teoría, al afirmar que “cuando contactamos con la desaparición de los grandes coreógrafos como Merce Cunningham, Pina Bausch, Kazuo Ohno y hasta Maurice Béjart, resulta obvio para mí, que se ha pasado de una danza para coreógrafos a una danza para bailarines. Ya no se trata de establecer una visión o producción del mundo, sino de recrear una sensación -las sensaciones que experimenta el bailarín mientras baila-. Y eso es lo que se lleva a cabo en el escenario, excepto que es más difícil de transmitir a la audiencia -por lo menos existe el riesgo de alienar a la audiencia-. Aunque, de alguna manera, ellos realmente están más cercanos al deseo para el cuerpo que los coreógrafos de los ‘80”.

Para la intelectual “lo que realmente caracteriza a la danza es que está en constante búsqueda de lo que es, de su naturaleza. Porque eso es, básicamente, la cuestión fundamental de la danza. ¿Qué es y qué no es?”. En otro orden de cosas, en esta misma sucesión de pensamientos en torno a las actuales propuestas de este género de danza, Izrine alabó la idea de palimpsesto de Emanuel Gat (que ofrecerá cuatro coreografías como coreógrafo asociado de este festival) “el hecho de que en cada creación retoma desde donde había dejado su obra, con el fin de escribir la siguiente, es fascinante”.

El cronograma completo del festival incluye además de los espectáculos (la mayoría estrenos), coloquios con los coreógrafos, ensayos públicos y un encuentro internacional de escuelas de danza. Así se presentarán Emanuel Gat (con The Goldlandbergs, Corner Études, Danses de Cour y la exposición fotográfica It’s People, How Abstract Can It Get?), David Wampach (Tour), Raimund Hoghe (Cantatas), Rosa Frank (Bodylandscapes, fotografías), Denis Mariotte (Minute Papillon y la instalación Parcelles), Akram Khan (Desh), Mathilde Monnier y Franç Ois Olislaeger (Qu’est-Ce Qui Nous Arrive ?!?), Angelin Preljocaj (Les Nuits), Trisha Brown (Astral Convertible, If You Couldn’t See Me, I’m Going To Toss My Arms, If You Catch Them They’re Yours), Simon Hecquet y Sabine Prokhoris (Elle M’avait Pas Dit Tout Ça...), Israel Galván (Lo Real), Maguy Marin (May B), Yalda Younes y Gaspard Delanoë (Là, Callas), Cridacompany de Jur Domingo y Julien Vittecoq (Mañana es Mañana), François Chaignaud (Думи Мої), Dairakudakan de Akaji Maro (Crazy Camel), Yasmeen Godder (See Her Change), Blanca Li (Robot !), Ballet de Lorraine (In The Upper Room Objets Re-Trouvés en el programa de Tharp & Monnier). Y por primera vez en Francia Boyzie Cekwana Panaibra G. Canda (The Inkomati (Dis)Cord) y Dairakudakan Akaji Maro (Virus).

* Palimpsesto: Manuscrito antiguo que conserva huellas de una escritura anterior borrada artificialmente. Tablilla antigua en que se podía borrar lo escrito para volver a escribir. 

 


 
< Anterior   Siguiente >


Nueva web

Logo

Edición Nº 257 (ver siguientes ediciones en balletindance.com)