Inicio arrow Enero 2012 arrow Brujitas Flamencas
Narrow screen resolution Wide screen resolution default color green color orange color

Suscripción (impresa)

Suscripción individual a la edición impresa

 

Balletin en Facebook

Seguinos en Facebook

Balletin en Instagram

 Seguinos en Instagram

Balletin en Twitter

Twitter
Brujitas Flamencas Imprimir E-Mail
lunes, 10 de diciembre de 2012

Flamenco

La Magia Llegó Lejos

Por Guillermo Chulak

 

Las Brujitas Flamencas, un espectáculo que adoran los niños

 

Pegadizas melodías y simpáticos personajes componen el brebaje del mundo imaginario que habita en la obra interpretada por dos bailaoras de flamenco (Eva Iglesias y Verónica Marcovsky), Enrica y Vicenta en la ficción, dos brujitas que viven en el fondo del mar con tareas bien definidas: una gestiona el día y la otra la noche. El cantaor y bailaor Maximiliano Serral también se suma para interpretar a un pescador y Romina Marcovsky (hermana de Verónica) hace de una luna enamorada; todo relatado, como en un cuento, por la voz en off de una abuela.

Al regreso de la gira por República Dominicana donde fueron convocadas a participar del Festival Iberoamericano de Teatro Infantil y Juvenil y luego de actuar el sábado 10 de noviembre en el Museo Penitenciario de San Telmo en el marco de La Noche de los Museos, Verónica Marcovsky conversó en exclusiva con Balletin Dance.

La bailaora que llega a la entrevista con una remera con la inscripción Camarón de la Isla tenía recién 30 años cuando decidió tomarse muy seriamente la profesión de bailarina de flamenco donde encontró una “magia” que le costaba lograr en otros ámbitos. “Nunca habíamos participado en festivales. Fue muy intenso y de mucho aprendizaje. Tuvimos que llevar una versión diferente de Las Brujitas porque, lamentablemente, no pudimos viajar todos, solamente fuimos Eva y yo”, describe Marcovsky quien junto a Iglesias ya había trabajado en distintos proyectos de flamenco para adultos en tablados profesionales.

Las Brujitas Flamencas se ha presentado por más de un año ininterrumpidamente en la Boedga Cultural Libertarte y marcó la primera experiencia en la Argentina de un espectáculo de flamenco infantil, aunque sí habían existido algunas experiencias en España. “En el Festival había titiriteros, compañías españolas, pero como lo que nosotros hacemos no. En ese aspecto, sabíamos que nuestra propuesta sería infalible como primer acercamiento de los chicos al ritual de la danza”, aclara Verónica.

 

¿Por qué cree que no hay propuestas para chicos en flamenco?

Tal vez porque tiene cierta sensualidad que obviamente los chicos no entenderían. En Dominicana hicimos funciones en el auditorio de un centro cultural con capacidad para 500 personas y estaba lleno de morenitos que eran para comérselos, la mayoría de cinco años. Ahí tienen una idiosincrasia diferente, con más influencia de las telenovelas, del culebrón y al hacer nuestro antagonismo (bruja de noche y otra de día) los chicos nos definieron como buena y mala, que nunca nos había pasado. La del día, es más calurosa, más luminosa (Eva) y la de la noche (yo), que parezco más lúgubre (ayudado por la puesta de luces que bajan y suben según las escenas). En Dominicana no te puedo explicar, fue una silbatina tremenda (se rie), una sorpresa, tuvimos que adaptar lo que venía fluyendo de esa manera a otra interpretación. Fue muy interesante porque los chicos expresan todo lo que se le pasa por la cabeza, son espontáneos. No tienen ningún protocolo.

 

¿Se plantearon hacer algo distinto al estándar de los espectáculos infantiles?

Creo que la nuestra es una idea novedosa, original e interesante para mostrar en tanto y en cuanto logremos soportar el ritmo. Por eso ya estamos escribiendo la próxima historia. Este viaje nos enriqueció mucho porque pudimos ver cómo trabajan otras compañías y encontrarnos con otras disciplinas que aportan como en el caso de los títeres. Hay algo en el movimiento de los objetos, que cobran energía a través de la manipulación que te ayuda a contar más cosas. Tenemos ganas de innovar en nuestro próximo espectáculo de Las Brujitas.

 

¿Qué la enamoró del flamenco?

Tomé clases en España con Pilar Ogalla, La China, La Truco, Manuel Reyes, Andrés Marín, pero la que más repercutió en mi ser fue Saray de los Reyes que se perfeccionó con “Los Farrucos”, ella me transmitió esa fuerza muy visceral y salvaje que me gusta mucho del baile más gitano. En ese sentido, mantengo algo muy primario: me llega o no me llega. Me encanta cuando las bailarinas se despeinan y le imprimen humor al baile, cuando se animan a gestualidades y romper con cosas del lenguaje flamenco. Me fascina mucho el juego. El placer de bailar tiene que ser un juego, es algo más bien primitivo.


 

Un Poco Sobre Ella

Verónica Marcovsky hizo natación y folKlore en la escuela primaria y pública de su barrio de Villa Pueyrredón, también algo de ballet y más tarde jazz. Luego estudió una carrera de traductora literaria y trabajaba para la Unesco cuando en medio de un viaje como mochilera por América, vio en la televisión española al grupo Ketama: “era muy chica cuando hice esa travesía, pero ahí me di cuenta que mi deseo tenía que pasar por ese tipo de baile”, dice.

De ahí, vendría un camino imparable: con obras que llevó al teatro como Corazón Corazón, realizada con apoyo del Instituto Prodanza y Flamenco… En Mis Sueños te Nombro, los dos en el Centro Cultural Borges y Diquela el Flamenco, en el Teatro Metropolitan. También hizo una puesta en el Teatro Ciego que se llamó Postales Flamencas, una obra totalmente a oscuras (“tenemos ganas de retomarla en 2013”, adelanta). Entre los trabajos que realizó en televisión están las producciones para el programa de Diego Armando Maradona: La Noche del 10, y fue Pacotilla en La Peluquería de Don Mateo de Gerardo Sofovich que también la convocó para un cuadro flamenco en la obra de Florencia de la V en el Lola Membrives y en el Teatro Neptuno de Mar del Plata. Hace poco estrenó el show Bienvenidos al Embrujo de Alma Flamenca.


 
< Anterior   Siguiente >


Nueva web

Logo

Edición Nº 257 (ver siguientes ediciones en balletindance.com)