Inicio arrow Eleonora Cassano
Narrow screen resolution Wide screen resolution default color green color orange color

Suscripción (impresa)

Suscripción individual a la edición impresa

 

Balletin en Facebook

Seguinos en Facebook

Balletin en Instagram

 Seguinos en Instagram

Balletin en Twitter

Twitter
Eleonora Cassano Imprimir E-Mail
sábado, 10 de septiembre de 2011

Tiempo de Despedidas

 

Eleonora Cassano anunció el mes pasado a un grupo íntimo de periodistas, su retiro de los escenarios con una gira que finalizará en diciembre de 2012 al aire libre en Buenos Aires

 

 

Como tantos grandes artistas, Eleonora Cassano realizará una despedida que durará casi dos años y la llevará por las provincias argentinas y por el exterior, acompañada por una compañía creada ad hoc.

 

A los 46 años Cassano anunció su final sobre el escenario con la tournée ¡Chapeau!, Último Tour, y para ello eligió tres espectáculos de técnicas versátiles, como fue su carrera. Tangos de la mano de Ana María Stekelman, danza-teatro encarada por Silvia Vladimivsky y también ballet y neoclásico con coreografías de Alberto Alonso y Gustavo Mollajoli.

 

Como otros niños-adolescentes de su generación Cassano comenzó su vida profesional a temprana edad de la mano de María Luisa Lemos, y también experimentó la escena internacional, pero fue junto a Julio Bocca desde 1989 y durante dos décadas, que las puertas del mundo se abrieron para ella.

 

La Duarte es una obra que fue creada especialmente para ella por Silvia Vladimivsky en 2004, sobre una idea de Lino Patalano y música original de Sergio Vainikoff. Aunque no relata biográficamente la vida de Eva Duarte de Perón, la pieza transcribe al mundo de la expresión física su fuerza, la personalidad de una mujer que modificó la vida de los argentinos durante el siglo pasado, en una versión renovada.

 

Tango, De Burdel, Salón y Calle es otro de los espectáculos que realizará la Cassano en esta gira, creado por Ana María Stekelman en cinco escenas que recorren además de la música ciudadana, el folklore argentino y latinoamericano. La historia del tango desde sus oscuros orígenes, el paso por los burdeles, su época de gloria y posterior decadencia y el regreso triunfal en nuestro país y el mundo.

 

Por último la sensual cigarrera de Carmen de Alberto Alonso compartirá la noche con Entre Tangos y Milongas de Gustavo Mollajoli sobre música de autores argentinos, ambas piezas que marcaron a la bailarina a lo largo de su carrera profesional.

 

¡Chapeau! se inicia este mes, en el Teatro Roxy de Mar del Plata, en octubre se verá en España (Madrid, Barcelona y otras ciudades), en noviembre y diciembre regresará a Buenos Aires para actuar en el Teatro Maipo, y en la temporada veraniega se hará un ciclo en diversos teatros de la costa atlántica bonaerense.

 

Ya entrado el año próximo, la gira seguirá por distintos países de Europa, Asia y Africa para terminar en diciembre, seguramente en el Obelisco porteño.

 

En diálogo con Balletin Dance, Eleonora Cassano, aseguró que las audiciones realizadas para conformar la compañía de su última gira, fueron arduas, pues debía encontrar bailarines dúctiles, capaces de afrontar estos tres estilos bien diferenciados. Su compañero para las obras clásicas será Vagram Ambartsoumian, del Teatro Colón.

  

Recuerdos que Van Conmigo

Por Enrique Honorio Destaville

 

 

Pocos días atrás, Eleonora Cassano anunció su retiro para después de efectuar algunas giras en los próximos meses. No creo que nunca se aleje de la danza, más bien es probable que se dedique a algunas actividades colindantes que ya no le exijan esfuerzos, verdaderos sacrificios que incluso la alejaban de su querida familia. Pero el estar con ella nuevamente conversando me acercó aquello de... “recuerdos que van conmigo”.

 

Así, el proceso de recordarla cuando inició su carrera artística, me trajo a la memoria gratos momentos que fui hilvanando y comentando a mi inseparable compañera desde hace la friolera de ¡34 años!... mi mujer.

 

Eleonora estudiaba en el Instituto Superior de Arte del Teatro Colón cuando junto a otros compañeros integraba una juvenil compañía de danza cuyo director y coreógrafo era Daniel Galvé, apenas de dos años más que Eleonora. Allá por 1979 ella bailó con Marcelo Antelo en el Teatro Blanca Podestá (hoy Multiteatro) la dinámica Sinfonía Clásica de Sergei Prokofiev. Fue ese año cuando también con sus compañeros actuó en otra obra de Galvé, ésta de plena época romántica llamada Le Diable à Quatre con música de Adolph Adam y que sirvió de acogedora escena la del Teatro Coliseo, en la calle Marcelo T. de Alvear.

 

Evidentemente, la Cassano se jugaba entera por la danza clásica que en poco tiempo la mostró como bailarina de perfecta técnica. Cuando ingresó al Ballet Estable del Teatro Colón, tuvo como partenaire a Maximiliano Guerra en el pas de deux de Bournonville Festival de las Flores en Genzano. Otro de los momentos especiales fue cuando interpretó con aquel destacado bailarín Daniel Escobar el pas de deux de John Clifford Poulenc à Deux.

 

Y más adelante, cuando su carrera inicial se agrandó con otras actividades escénicas como la revista y el tango, Eleonora Cassano -en el Gran Rex- fue la primera figura del ballet en bailar el pas de deux de Manón muestra cabal del arte coreográfico de Kenneth MacMillan. Lo hizo con Irek Mukhamedov, el danseur ruso que estaba en el fin de su carrera. Claro está, todo lo mencionado es parte ínfima de las actuaciones tenidas que exceden mis recuerdos... En todo caso, éstas son Recuerdos que van Conmigo... y se llevan en el corazón.


 
< Anterior   Siguiente >


Nueva web

Logo

Edición Nº 257 (ver siguientes ediciones en balletindance.com)