Inicio arrow Agosto 2009 arrow Folklore 3
Narrow screen resolution Wide screen resolution default color green color orange color

Suscripción (impresa)

Suscripción individual a la edición impresa

 

Balletin en Facebook

Seguinos en Facebook

Balletin en Instagram

 Seguinos en Instagram

Balletin en Twitter

Twitter
Folklore 3 Imprimir E-Mail
lunes, 10 de agosto de 2009

Compañía Nuevo Arte Nativo

Carlos Orlando «Pajarín» Saavedra y Jorge Juan «Koki» Saavedra

Creada en 1993

 

Característica

KS. Desde el nombre Nuevo Arte Nativo, comprendemos -puede haber consenso o disenso- que está implícito el hecho de los cambios para no pasarte la vida haciendo lo mismo. Nativo hace referencia a un primer lugar, desde donde uno se proyecta o comienza. Uno mismo también sabe ¿dónde hay algo nuevo?, si está todo hecho, está todo dicho. Todo es relativo. Seguimos bregando por una cuestión que forma parte de nuestra vida, es una vocación, es una profesión, incluye la pasión, pero fundamentalmente esto que nosotros hacemos forma parte de nuestra vida y huelgan las palabras cuando tenés que afrontar el hecho. Podemos hablar, pero cuando tenés que bailar se acabaron las palabras.

 

Requisitos para prevalecer

KS. Ponernos de acuerdo nosotros (risas).

PS. Es fundamental, porque somos dos. Al mismo tiempo se ve enriquecido porque son dos puntos de vista, dos formas de ver, dos visiones, dos todo. Eso suma. Y sobre todo por la cuestión central, lo que se hace, o sea la danza. En la vida es otra cosa, pero en la danza eso es muy importante, es una manera dinámica que se genera entre dos personas, uno enriquece al otro o lo cuestiona y allí surgen otras opciones. Uno tiene con uno mismo estas discusiones, pero al volcarlas, al expresarlas, con palabras o con movimientos, se ve compelido a tratar de hacer una síntesis para que esté mas claro.

 

¿Qué características tienen que tener los bailarines que eligen?

KS. En este ultimo tiempo, como somos todavía personas relativamente lúcidas (podemos pensar, reflexionar y analizar lo que estamos viendo), viajamos por el país y también porque han pasado bastantes chicos por la compañía, nos hemos dado cuenta que hay una evolución. Los bailarines vienen con una técnica más depurada (igual tienen que trabajar), pero últimamente nos resulta fundamental que un bailarín tenga nociones de música. La percusión está mas ligada a lo que hacemos pero es necesario el dominio de algún instrumento, de canto, y también nociones de otras disciplinas, como actuación.

 

Ustedes hacen canto, música y danza.

PS. En nuestro caso se dio así, un poco por traviesos. Vemos que hoy por hoy los chicos están tomando esto de alguna manera más tipo hobbie, no como una cosa seria, y eso ya les da otras opciones. Incluso para el hecho de la danza pueden proyectarlo creativamente desde otro lugar, que sea más que bailar, podría ser una puerta abierta a futuro, como se ha hecho en otras disciplinas.

 

¿Cuándo empezaron a bailar?

KS. Tuvimos esta posibilidad de tener varios comienzos, por suerte, porque son etapas. Podes decir que empezamos en el Lido de París, esto fue un comienzo. O nos remitimos mucho antes de eso, en las peñas aquí en Buenos Aires en la época en que había peñas. O sino cuando teníamos cuatro o cinco años y mi viejo nos hacía subir al escenario, también podría ser un comienzo. Cuando éramos chiquitos, lo primero que nos regalaron Los Reyes Magos fue una guitarra y sin embargo eso afloró después, primero fue el baile.

 

Actividades

PS. Es fundamental la docencia, es nuestra columna donde desarrollamos muchas cosas, hacemos un trabajo de investigación importante, seguimos avanzando en el semillero y ahora estamos ampliando el espectro. Hemos incorporado a los principiantes por primera vez, y es un desafío, que nos devuelve algo nuevo.

KS. También abrimos otra línea, para el zapateo específicamente y tenemos en lista la percusión folklórica, hay mucho interés por la percusión pero sobre todo la afroamericana o afrolatina. Este año desarrollamos la enseñanza más concentrada, queremos volcar nuestros experimentos con toda esta gente, a pesar de que son amateurs y mostrarlo. Con la compañía profesional haremos en septiembre un espectáculo en el Teatro ND Ateneo, A Raíz del Baile.

 

Mensaje

PS. Que se vayan preparando. Porque viene… sigue, porque esto no tiene comienzo ni fin. Sí tiene muchos inconvenientes, siempre, pero a pesar de todas las dificultades, contra viento y marea, uno se va preparando y los chicos igual tienen que seguir prepárandose. Los bailarines y bailarinas folklóricos tienen que tener, dentro de lo posible, nuevos espacios, creativos. Alimentarse de otras disciplinas es básico y después abrirse a la música, que hoy por hoy hay muchísimo material, muy bueno. Este es un tiempo en el que en todas las otras disciplinas de la danza hay avances, muy grandes. Y en esto todavía estamos en pañales. Tenemos una grandísima riqueza en todo este país y en todo el continente, que es casi casi una misma raíz. Y tenemos que estar a la altura de las circunstancias.

KS. Sugeriría, con humildad y respeto, y con convicción, no dejarse influir por imposiciones, sino realmente buscar. Eso demanda trabajo, claro que es lo más difícil, pero eso es lo mejor, ¿sabes porqué?. Porque si uno se remite a cosas de antes -incluso a nivel histórico- uno tiene que saber qué es lo que uno puede rescatar como válido, que realmente es mucho, pero a veces te encontrás bailando de una manera que por ahí ya está obsoleta y caduca y que encima no es de tu incumbencia, ni de tu preferencia bajo ningún punto de vista.

PS. El trabajo coreográfico es creativo, principalmente, la persona que puede volcar en movimiento una idea. Por ejemplo, en nuestro caso, de Koki y Pajarín, lo que hacemos en la investigación es darnos cuenta de cosas muy sencillas, elementos que utilizamos de maneras tan normales pero que puestos o usados de otra manera, dejan de ser normales para pasar a ser otra cosa. Suponte las castañas (esto que haces con el dedo mayor y el pulgar, que se utiliza en muchas danzas en reemplazo de las castañetas españolas que a su vez reemplazan a las castañuelas, a los dedos de los árabes), que se utilizan en determinadas danzas, nosotros las usamos en otras coreografías, o las palmas (plaf plaf, que tienen su pequeña complejidad también), lo mismo las utilizamos también en otra danza. O las voces de los temas tradicionales que se cantan, por ejemplo decimos “dar la voz de mando”, para ello tenés que tener una energía determinada, saber en qué momento, porque no puede ser en cualquiera.

KS. El sabe, porque lo vivió y experimentó [dirigiéndose a Juan Cruz Guillén]. Por ejemplo el repique, forma parte de nuestro folklor, argentino, sea norteño o sureño, que son diferentes. No hay mucha alternativa: o lo haces bien o lo haces mal. Si lo aprendes lo vas a hacer bien y si no, no lo vas a poder hacer bien, por más barra clásica que hagas. Nosotros estamos a favor de las disciplinas que se incorporan, porque para el instrumento que es el cuerpo del bailarín cuanto más preparado esté mejor. Pero hay una realidad: si vos tomás barra de clásico todos los días no aprendes el repique.

PS. La combinación de todos estos elementos nos pueden dar nuevos resultados, no estamos acostumbrados quizá a eso, es complejo.

 

¿Les molesta que los imiten? Se habla del estilo “los pajarines”.

PS. No (risas)

KS. No nos molesta, ni tampoco aquellos que piensan diferente y no están de acuerdo con la forma, esa es la regla del juego, no hay consenso total.

PS. Para cualquier disciplina de danza o de la música, si no estás preparado, si no lees un poquito, si no vas a ver algunas cosas, lo tuyo va a ser muy superficial. Y uno se puede equivocar, puede cometer errores, pero eso te tiene que servir para ir creciendo, y entonces bienvenido sea el error. Muchas veces no se sabe cuál es la puerta de entrada, pero lo importante es lo que haces después. A veces podes hacer algo digno, a veces no, y ahí juega un factor más: la suerte, el azar que es una de las leyes del universo.


 
< Anterior   Siguiente >