Inicio arrow Folklore 1
Narrow screen resolution Wide screen resolution default color green color orange color

Suscripción (impresa)

Suscripción individual a la edición impresa

 

Balletin en Facebook

Seguinos en Facebook

Balletin en Instagram

 Seguinos en Instagram

Balletin en Twitter

Twitter
Folklore 1 Imprimir E-Mail
lunes, 10 de agosto de 2009

El Saber Popular

Por Juan Cruz Guillén y Agustina Llumá

 

Para celebrar el Día Internacional del Folklore, Balletin Dance juntó a seis elencos de danza privados, de la vieja época y actuales revolucionarios, cuyos directores señalan en estas entrevistas las características que enlazan la profesionalización, la tradición y la vanguardia

 

El 22 de agosto se conmemora el Día Mundial del Folklore, en homenaje al creador de ese vocablo: el arqueólogo inglés William Thoms, quien la inventó ese día de 1846. Eti­mo­ló­gi­ca­men­te deriva de folk (pueblo, gente, raza) y de lore (saber, ciencia) y se designa con ese término el saber popular.

La fecha coincide con el nacimiento del argentino Juan Bautista Ambrosetti (1865-1917), reconocido como el “padre de la ciencia folklórica” y fue instaurada en el Primer Congreso Internacional de Folklore que se realizó en 1960 en la ciudad de Buenos Aires, presidido por el argentino Augusto Raúl Cortázar, al que asistieron representantes de 30 países.

El emblema ideado por Rafael Jijena Sánchez que representa al folklore argentino -elegido en el Primer Congreso Nacional del Folklore (1948)- es el árbol, por su antiguo y hondo simbolismo. Como el árbol, el folklore hunde sus raíces en la tierra nutricia, es decir en la Tradición. Sus ramas simbolizan, hacia un lado el pensamiento, el sentimiento y la imaginación del pueblo, y hacia el otro una cuarta rama que se refiere a la obra de las manos, es decir la creatividad artesanal. Las pocas hojas expresan la juventud primaveral de la ciencia. Las palomas, la unión de lo material con lo espiritual en la amplitud del folklore.

El tronco y las ramas están envueltas con una banda que dice “Qué y cómo el pueblo piensa, siente, imagina y obra”.

 

Para la elaboración de este informe, se convocó a tres compañías con muchos años de trayectoria, y a tres jóvenes grupos que detallan cuáles fueron los hitos que permitieron no solamente fundar sus elencos, sino conservarlos a través de los años, cuáles son sus características propias y cuál es la importancia que le dan a la investigación a la hora de establecer sus creaciones.

 


Ballet Salta

Marina y Hugo Jiménez

Fundado el 9 de julio de 1970

 

Característica

HJ. La característica del grupo es mantener la esencia de la danza en su expresión no tradicional, genuina, sino en una visión de escenario. Una tradición que permita que el público crea que somos gauchos bailando y que la gente se sienta reflejada a través de nosotros en la danza argentina.

MJ. Tratamos de tomar todas las zonas del país, porque justamente cuando uno va al exterior tiene que llevar una pincelada de la Argentina: el litoral, la parte andina con el altiplano que no sólo es nuestro, no es solamente salteño, algo del sur y por supuesto el tango que es una parte importante, y los bailarines estudiaron mucho para poder tener un buen nivel de tango.

 

Requisitos para perdurar

HJ. Primero: creer en lo que uno está haciendo y de ahí partir para poder concretar el sueño de tener un ballet más dentro del folklore en nuestro país. Segundo: contar con una escuela, con un elenco formado con el mismo criterio que tenemos nosotros, fundamentalmente con criterio de responsabilidad, de disciplina y de formación. Después uno lo va moldeando al estilo o a lo que vamos a representar. Pero lo primero y fundamental es que el integrante sea un artista en potencia.

MJ. Otro de los puntos importantes es poder estar por todo el mundo llevando lo del Norte, Salta, que es lo nuestro. Reflejado con nuestra ropa, que es auténtica, lo típico, (con el guarda calzón) y que la gente reconozca que somos del Norte. Tener una identidad bien marcada que nos identifica.

El Ballet Salta, fue en realidad la primera compañía en tener el nombre de una provincia, con el objetivo de que esto no muera cuando nosotros dejemos de bailar y de trabajar, que tenga una continuidad. Esta linda idea que nos dió Jaime Dávalos, que nos aportó nuestro poeta, fue para que el día de mañana nuestros hijos y de hecho ahora también nuestros nietos puedan continuar con esta empresa que ya lleva prácticamente 39 años.

 

Actividades

HJ. En julio nos presentamos en el teatro Empire de Buenos Aires, luego vamos a hacer una gira por el norte argentino donde abarcamos todo el interior de las provincias de Salta y de Jujuy.

MJ. Y en noviembre Estados Unidos y Canadá.

 

¿Qué espectáculo llevarán?

HJ. Cambiamos el repertorio cada cuatro o cinco años, no cada año como lo hacíamos antes. Nos hemos dado cuenta de que al igual que una canción, si se canta sólo una vez no tiene vida, pero si se canta muchas veces la gente la va tomando como parte del repertorio del artista que la presenta. De esta manera cuando la gente es la segunda o tercera vez que lo ve, puede empezar a criticarlo, y a sentirlo. El año pasado hicimos Argentina a Puro Ritmo y ahora llevaremos Danza Querida, porque la danza es la que nos lleva, la que nos conecta con la gente, la danza es con la que dormimos, con la que pensamos. Es querida por nosotros y por todos los bailarines.

 

Mensaje

HJ. Lo primero que tienen que hacer es estudiar, no hay otra fórmula. Estudiar todas las técnicas que puede tener la danza para su formación. Hacer un poco de danzas clásicas, un poco de contemporáneo, que en este momento es a lo que los chicos están abocados, pero también tienen que estudiar zapateos de todas las formaciones que hay, estudiar un poco de flamenco, tienen que saber tap y si es posible un poco de zapateo celta, que es muy interesante. Entonces con todo ese conocimiento van logrando poner en movimiento lo que será su personalidad dentro de la danza. No copiar y no tratar de hacer lo que marcan algunos bailarines, porque entonces pasa mucho tiempo hasta que pueden volver a encontrarse. Si estudian, con la juventud que tienen, en poco tiempo se van a encontrar con el ser bailarín, en su formación.

MJ. Que tengan un poco de humildad en la vida. Porque con la humildad uno puede llegar muy lejos. La soberbia no ayuda para nada, entorpece, no te permite crecer. La gente está tan enceguecida que pienso que a veces hasta perturba el crecimiento. Tenemos que tener humildad en la vida porque los grandes son muy humildes, tenemos que aprender mucho de eso.

 

Investigación

HJ. El folklore está marcado de investigación. Lo que hemos estudiado textualmente de Félix Luna, del maestro Chazarreta y de tantos maestros que han tratado el folklore!, sin embargo nunca se han referido a la danza en profundidad. Estos especialistas no han sido bailarines, no pueden marcar muchas cosas que nosotros sí las vemos y que nos damos cuenta que ha habido muchas corrientes para el estudio de la danza. Una de ellas ha sido tradicional, la de Buenos Aires, una formación sureña que ya estaba instalada acá antes de llegar Chazarreta, él trajo otra, norteña, pero no le marcó las acentuaciones ni las personalidades de la esencia que tiene el hombre de cada lugar. Por eso puede suceder que un bailarín baile el gato de la misma forma que un bailecito, eso es porque no ha sido enseñado textualmente, ni prácticamente. Aunque ya tenemos una universidad de folklore, que tendrá que lograr que esos chicos vayan creciendo con un conocimiento más profundo del baile. El baile no es solamente mostrase sino también representar al hombre de cada lugar.

MJ. Para el Ballet Salta tuvimos que hacer muchos trabajos, algunos por encargo, como narrar las vidas de Güemes, de Pancho Ramirez o La Leyenda de la Yerba Mate. Para ello tuvimos que estudiar, leer los libros, para plasmarlo en la coreografía sin irnos para los costados, sino tratando de preservar esa historia. La investigación tiene que estar muy presente y sobre todo cuando se realizan cuadros épicos.


 
< Anterior   Siguiente >