Inicio arrow Enero 2009 arrow Balance. Arabe
Narrow screen resolution Wide screen resolution default color green color orange color

Suscripción (impresa)

Suscripción individual a la edición impresa

 

Balletin en Facebook

Seguinos en Facebook

Balletin en Instagram

 Seguinos en Instagram

Balletin en Twitter

Twitter
Balance. Arabe Imprimir E-Mail
viernes, 09 de enero de 2009

Buenos Aires, la Meca Occidental

Por Eliana Gissara

 

Argentina se ha convertido en un país referente a nivel internacional a la hora de hablar de danza árabe. A lo largo del año, bailarines y maestros egipcios de gran envergadura han decidido visitar nuestra Tierra para realizar seminarios, y todos han coincidido en que sus expectativas se vieron superadas al tomar contacto con cientos de jóvenes que apuestan por una danza remota desde su origen, pero cada día más actualizada a los cánones occidentales

 

La síntesis del año 2008 marca un saldo positivo, tanto en la danza profesional como amateur. Por un lado, se incrementó la cantidad de producciones artísticas de escenario con la formación de nuevos cuerpos profesionales, que se sumaron a los ya tradicionales ciclos de bailarines de primera línea y trayectoria. En segundo lugar, el inmenso conjunto de aficionados volvió a mostrar su interés por la formación, fenómeno que se vio plasmado en el creciente número de seminarios, workshops y encuentros llevados a cabo en Argentina.

Sin duda el evento del año fue el X Encuentro Internacional de Danzas Árabes, cita que reunió a más de tres mil personas de distintas nacionalidades. Para celebrar su décimo aniversario, Amir Thaleb invitó a las maestras Raquia Hassan y Randa Kamel, quienes incorporaron un poco de “baladi” a una danza cada vez más occi­den­ta­li­za­da. Allí también se lucieron los artistas internacionales Jillina, Virginia, Aziza y Shanan. Debido a su convocatoria, producción y envergadura, el EIDA es marca registrada en el mundo de la danza árabe, pudiendo ser comparado sólo con el Festival Ahlan Wa Sahlan de El Cairo.

Otros seminarios que contribuyeron a hacer de la ciudad de Buenos Aires una capital occidental de la danza oriental fueron los organizados por Infoárabe, con la participación del Maestro Mahmoud Reda      -mentor de la danza de escenario-, Saida y Mario Kirlis, quienes presentaron a Tito Seif, Mariel Sitka, bailarina que organizó un curso intensivo con Mohamed Kazafy de un mes de duración, y Paula Lena, artista que convocó a dos figuras de la danza tradicional como Mohamed El Sayed y Narjess Montasser, ésta última nacida en Túnez.

En el interior

Uno de los puntos más sobresalientes del año fue la proliferación de actividades artísticas, emprendimientos, certámenes y proyectos que surgieron en distintos puntos del país. En la provincia de Tucumán, Stefanía Villagra está demostrando su calidad artística en las tablas y la Orquesta Al-Kámar ofrece una variante más, cuando de música se trata. 2008 ha sido un muy buen año para estos jóvenes músicos, quienes viajaron a Buenos Aires a principios de diciembre para realizar un concierto de música y danza en el Auditorio de la Casa de Tucumán. Sus integrantes son Ismael Adriss (director), Eduardo Espinosa, Fernando Beserra, Karim Adriss y Horacio Perera, y cuentan con un repertorio de temas clásicos, populares y folklóricos que vienen perfeccionando desde el año 1997.

En tanto, en la provincia de Córdoba el certamen Danzamérica se consolidó ampliamente representativo de la danza oriental y consagró a Geraldine La Lomía -Aaliah, bailarina egresada de la Escuela Saida y miembro del Ballet Rakkasah- como Mejor Intérprete.

Desde la Patagonia, la labor de Ángeles Ca­yu­nao al frente de su Academia del Sur merece ser subrayada. Año tras año sus coreografías son las más esperadas en la Gala de las escuelas del interior del EIDA, y sorprende su creatividad a la hora de diseñar la idea, el vestuario y el desarrollo de la performance. Como profesional de la danza tiene un lugar destacado dentro en la Arabian Dance Company y ha sido convocada por la producción de Mario Kirlis para realizar una gira por Latinoamérica en el espectáculo Noches Árabes, tour en el que también participaron Shanan, Yamila Alí y Ashanti.

Por último, en la región mesopotámica Romina Maluf continúa apostando por su Encuentro de Danzas Árabes del Nordeste Argentino, evento que reúne a profesionales y estudiantes de Argentina, Brasil y Paraguay, en un fin de semana de seminarios y gala show. En mayo de 2009 cumplirá su quinta edición.

Los talentos de la nueva generación

Si se pudiera viajar en el tiempo y jugar a hacer un “balance del año 1998” sorprendería el volumen, espesor y densidad que ha adquirido la danza árabe en la actualidad. Atrás quedaron esos años en los que, para ver bailar árabe y escuchar un tema de Abdel Wahab, había que ir a cenar al restaurant Horizonte o sumergirse en alguna fiesta organizada por la colectividad li­ba­ne­sa. Hoy ya es costumbre que Amir Thaleb presente, por lo menos, un espectáculo big stage en alguna sala de Buenos Aires, o que Paula Lena despliegue sus dotes de bailarina y actriz en un café-concert ambientado para la ocasión, o también caminar por la chispeante calle Corrientes e ingresar a ver a algún nuevo talento que esté dando sus primeros pasos junto a la Orquesta de Mario Kirlis.

El semillero de bailarines y bailarinas formado por los cuatro grandes de la danza árabe (Amir, Saida, Sarat y Maiada) ya dispone del terreno raso para construir su propia obra. Y así lo están llevando adelante Yael Torchinsky, Shanan, Yousef Constantino, Yamil Annum, Shahdana, Érika González, Shayma, Yanel Pizzata, Ámbar, Denise Arias, y muchos otros más que trabajan a diario para encontrar su propio estilo.

En consonancia con el crecimiento de estos talentos está el auge de nuevos músicos y orquestas que enriquecen a la danza con el sonido único de los instrumentos en vivo. A la consagrada orquesta de Mario Kirlis se suma la Horus Arab Music, que ya cuenta con dos producciones discográficas propias, la anteriormente mencionada Al-Kámar, el estilo más moderno de la orquesta de Sergio Montana, y la profundidad expresiva de Tariq Al Ruh.

La fusión o “esos raros estilos nuevos”

Por último, pero no por eso menos relevante, el foco este año estuvo colocado en la trillada palabra “fusión”, concepto del cual se desprende la integración de dos o más elementos en una sola materia. Fusión tribal, fusión flamenco, fusión jazz, fusión tango, fusión hip hop y hasta fusión reggaetón fueron algunos de los experimentos practicados por profesionales de todo el mundo, tomando como eje la danza árabe… Unos con más éxito que otros.

Todo indica que la tendencia actual es fusionar. Quedará luego definir qué elementos son los incorporados a la multiprocesadora de movimientos, para que el resultado final no aspire a una quimera entre el agua y el aceite.


 
< Anterior   Siguiente >