Inicio arrow Julio 2007 arrow Eva Yerbabuena
Narrow screen resolution Wide screen resolution default color green color orange color

Suscripción (impresa)

Suscripción individual a la edición impresa

 

Balletin en Facebook

Seguinos en Facebook

Balletin en Instagram

 Seguinos en Instagram

Balletin en Twitter

Twitter
Eva Yerbabuena Imprimir E-Mail
martes, 10 de julio de 2007

Con Seña Pero Sin Santo

Por Mirta Alonso

Eva Yerbabuena, la bailaora y coreógrafa, referente indiscutible de colegas y aficionados del flamenco, presentó su última creación, Seña en el teatro Gran Rex el 28 y 29 de abril

Con un malogrado debut por problemas técnicos de luces y sonido, la compañía desplegó su consabido nivel profesional, provocando la insistente ovación del público.

balletin dance habló con la artista acerca de sus obras, de su ilusión por bailar con Pina Bausch, y en lo personal de tener otro hijo, del rechazo a su premio en Córdoba y de su desconfianza a los concursos de flamenco, y mostró su orgullo por la calle que llevará su nombre.

El santo lo dejaron de seña en España. El programa del espectáculo rezaba solo Seña. Tal vez, por el prejuicio y recomendación de la producción, que delatara la propia Eva al afirmar que para los argentinos santo y seña suena muy militar, en cambio para los españoles el santo y seña es solo una clave para entrar a ciertos lugares cerrados. Además confesó, que fue una colaboradora quien bautizara su última creación.

¿Cómo es Santo y Seña?

Tiene coreografías muy significativas de otros espectáculos, es muy sencillo. Participo en cuatro bailes solistas, porque sé que la gente me quiere ver bailar más.

¿Quién es la que se expresa cuando baila, Eva o un personaje?

No sabes que parte es tuya y que parte no, en ciertos casos la Yerbabuena ayuda a Eva a expresarse. Cuando me subo al escenario ciertos estados de melancolía me invaden y es Yerbabuena quien siente.

¿Cuál imagina hubiera sido su profesión de no haber elegido el flamenco?

Es como si me preguntaras que me va a pasar mañana, no lo sé. De todas las danzas que tuve oportunidad de conocer, elegí al flamenco por esa capacidad de transformación desde que pisas el escenario. Es el arte más fusionado, con más mezcolanza de costumbres y de culturas, es muy visceral y sumado a la música en directo lo hace más interesante.

¿Le gusta la danza contemporánea?

Me encanta, depende de quién lo haga.

¿Estudió técnica de danza contemporánea?

No, soy muy observadora y me quedo con movimientos que cuando menos te lo imaginas surgen en el cuerpo.

¿Qué significado tienen la bata de cola, el mantón y el abanico en sus bailes?

Los tres elementos son muy femeninos y tienen su propio lenguaje, son muy distintos depende del uso que le quiera dar el intérprete.La primera vez que me puse la bata fue para una pequeña presentación en 1993, resultaron tres minutos de huir de la bata (se rie recordando el momento).En el ‘98 bailé con bata una granadina, un cante muy libre, y la tercera vez que me la pongo es para bailar un mirabrás. La bata de cola es muy antigua, y está de regreso porque todo vuelve.

En su obra Huso de la Memoria asegura que hila recuerdos, ¿cuáles son los recuerdos que no quiere olvidar?.

¡No es el huso para que la gente se duerma [dice en tono de broma] como la Bella Durmiente cuando se pinchó con él!.Los recuerdos no se olvidan, están a oscuras, y aunque quieras, no hay recuerdos que te puedas olvidar. Hay buenos y malos. Me encanta recordar la infancia, los momentos que me hacen reir y también los tristes porque aunque parezca mentira, esos momentos me ayudan a crear.

¿En su composición, qué es primero la forma o la idea?

A veces aparecen las imágenes y a veces las sensaciones. La idea surge en cualquier momento, tomando un café o hablando con Paco (su marido y guitarrista de la compañía).

¿En qué momento del día no piensa en flamenco? 

Cuando salgo a comer, o al cine, tomo sol en la playa, no mentira -se retracta-, siempre surge algún pensamiento relacionado con un futuro espectáculo. Ni siquiera cuando estoy en la familia y con amigos porque me preguntan como me ha ido aquí o allí.El verdadero momento de desconexión es cuando estoy con mi hija Manuela de doce años, quien paradójicamente me pone los pies sobre la tierra.

¿Baila flamenco Manuela?

No, solo las sevillanas y ganó el concurso en el colegio. Quisiera que ella estudiara y viviera de lo que le guste no necesariamente del flamenco.

¿Qué deseos tiene pendientes?

En lo profesional, no digo bailar en su compañía pero, me gustaría compartir aunque sea un minuto el escenario con Pina Bausch, que para mi es una gran artista. Hay otras cosas que me hacen ilusión, como tener otro hijo y viajar a la India para conocer esa cultura.

¿Por qué afirma que el flamenco no es reconocido como danza?

Cuando digo me dedico a la danza me preguntan si al clásico o al contemporáneo. Incluso los propios flamencos no la consideran danza. Recién ahora se empieza de a poco a poner en la categoría de danza al flamenco. Danza es todo cuerpo en movimiento.El flamenco que se baila en un tablao es danza, insisto, depende de cómo lo hagan. Hay gente que va solo a cobrar y otra que lo utilizan como medio de aprendizaje. El objetivo cuando bailas en un tablao es captar la atención de quien está cenando y deje de comer, y de beber, y de obtener tablas.Para hacer un número de clásico, tienes que saber girar, colocarte, y para el flamenco tienes que tener técnica no sólo para mover los brazos sino para hacer la percusión con los pies, en este caso no se cuál es la danza más completa. Por falta de calidad, me niego a no considerar al flamenco como danza!.

Después de tanto tiempo, se arrepiente de haber rechazado el premio del Concurso de Córdoba en 1998?. (ver balletin dance Nº 154)

No, lo hice por una cuestión moral, artística y ética. Me presenté porque tenía fe en el criterio y en la honestidad del jurado. Me dieron el premio a lo que peor había bailado -asevera Eva entre carcajadas-. Sentí que me dieron el premio no se porqué... Tu sabes mejor que nadie cómo bailas y premiaron la solea que fue lo peor que hice.

¿Sirvió el rechazo del premio a tu carrera?

Fui rechazada por muchos compañeros y gente de la radio del sur, que me dijeron que eso era perjudicial para mi, una mancha en mi carrera. Por otra parte hubo quienes reconocieron que hay que tener un par de narices para hacer lo que hice. No lo dudé en ningún momento porque los que adoramos el flamenco no se merecen eso.La credibilidad en los concursos es relativo porque todos sabemos que los primeros premios ya están dados. Es absurdo por parte de los artistas consentir eso, es vergonzoso aceptar esos premios por respeto a los compañeros que compiten. Entiendo que la gente no tiene otra opción de darse a conocer sino presentándose a estos eventos. Actualmente se está luchando primero para que no desaparezcan y para que la gente que lo organiza sea lo más honesta posible.

¿Qué siente al ser homenajeada por el Ayuntamiento de Ogíjares, como hija predilecta?

Es el pueblo donde pasé mi infancia. Estoy super orgullosa (risas). Van a poner mi nombre a una calle o a una plaza todavía no lo sé. A veces tengo la sensación que me están despidiendo, que me voy a morir pronto, de todos modos prefiero el homenaje ahora que lo puedo disfrutar.

El ballet

Compuesto por cuatro mujeres y cuatro varones. Al salir de gira Eva decide si viene con las chicas o con los chicos. Esta vuelta les tocó a las chicas. Tienen entre 20 y 30 años, son oriundas de Andalucía y comparten la indescriptible experiencia de ser parte del elenco de quien admiran profundamente.Mercedes de Córdoba trabaja con ella desde que tiene doce años, y pertenece a la compañía desde el inicio en 1998. "No puedo ser objetiva al hablar de Eva porque es como una hermana para mi, son muchos años de trabajo". María Moreno agrega: "es exigente pero compresiva, y una compañera más". Asunción Pérez Chonchi hace dos años baila en el elenco y asegura que aprende mucho viendo cómo Eva se maneja con veinte personas a su cargo, fuera y dentro del escenario, "lo siguiente es montar mi propia compañía: las yerbitas", piensa entre carcajadas.

Lorena Franco es la novata y más joven del grupo, estrenada hace un mes susurra entre lágrimas: "no me puedo creer lo que estoy viviendo". Lágrimas de emoción que contagia al resto de la compañía.

Hija Predilecta 

El grupo municipal de La Izquierda Unida presentó un proyecto, aprobado por unanimidad el 23 de marzo de este año, para nombrar a Eva Garrido como hija predilecta de la ciudad de Ogíjares. En la práctica este nombramiento quedará materialmente plasmado en un sitio público y relevante del pueblo. Cabe destacar la existencia de una peña flamenco denominada Yerbabuena en la ciudad de Ogijares donde la artista pasó su infancia.


 
< Anterior   Siguiente >


Nueva web

Logo

Edición Nº 257 (ver siguientes ediciones en balletindance.com)