Inicio arrow Septiembre 2016 (Año 23 - Nº 257) arrow Alberto Ginastera
Narrow screen resolution Wide screen resolution default color green color orange color

Suscripción (impresa)

Suscripción individual a la edición impresa

 

Balletin en Facebook

Seguinos en Facebook

Balletin en Instagram

 Seguinos en Instagram

Balletin en Twitter

Twitter
Alberto Ginastera Imprimir E-Mail
martes, 10 de mayo de 2016

Centenario

Alberto Ginastera

Por Carlos Manso 

Alberto Ginastera nació en Barracas, Buenos Aires, el 11 de abril de 1916. En el 100° aniversario de su nacimiento, es digno de destacar el importante bagaje musical que el ilustre maestro aportó al ballet argentino. Juan José Castro lo descubrió en el Conservatorio Nacional de Música y Arte Escénico como músico sensible y creativo, donde fue discípulo de Athos Palma, José Gil y José André. Corría el año 1937, cuando su ojo avizor llevó al joven de 21 años -antes de terminar sus estudios musicales- a dar a conocer al público del Teatro Colón su Suite Sinfónica del Ballet Panambí en primera audición. El propio Castro dirigió la Orquesta Estable y constituyó todo un acontecimiento. Ese 21 de octubre fue el inicio de Ginastera como compositor.

En su versión de ballet, Panambí se estrenó en el Colón el 12 de julio de 1940. Sobre una leyenda de los indios guaraníes, con coreografía de Margarita Wallmann y decorados de Héctor Basaldúa, fueron sus protagonistas Dora del Grande (Panambí), Yurek Shabelewski (Guirahú) y Raúl Blanco (El Hechicero), acompañados por el Cuerpo de Baile, y la Orquesta Estable dirigida por su mentor.

El segundo ballet de Ginastera fue Estancia, compuesta en 1941 por encargo del American Ballet Caravan, de Lincoln Kirstein, para cumplir una idea del coreógrafo Georges Balanchine, de dar a conocer en Nueva York, tres ballets de compositores latinoamericanos, en sus características ambientales. Domingo Santa Cruz por Chile, Francisco Mignone por Brasil y Alberto Ginastera por Argentina. Idea que se vio frustrada cuando Kirstein decidió disolver la Compañía.

Recién el 19 de agosto de 1952 se estrenó Estancia en el Colón, sobre un tema inspirado en la pampa argentina, con coreografía de Michel Borovsky y escenografía de Dante Ortolani. En esa noche inolvidable fueron sus magníficos protagonistas Esmeralda Agoglia (La joven campesina) y Enrique Lommi (El joven pueblero), junto al Cuerpo de Baile, siendo todos ovacionados en el Malambo final, que marcaba la Orquesta Estable dirigida por Juan Emilio Martini.

En 1960, en el Festival Panamericano de Nueva York, organizado por Lincoln Kirstein, George Balanchine y el compositor mejicano Carlos Chávez, se estrenó un nuevo ballet de Ginastera que se tituló Tender Night, por el New York City Ballet, con coreografía de John Taras.

La obra -sobre un tema con variaciones- llegó a Buenos Aires en el sesquicentenario de la Revolución de Mayo, y se estrenó en nuestro primer coliseo en la Velada de Gala del 25 de Mayo de 1960 como Variaciones Concertantes. Con coreografía de John Taras, decorados de Horacio Butler, los Primeros Bailarines Olga Ferri, Esmeralda Agoglia y José Neglia, y la Orquesta Filarmónica dirigida por Juan Emilio Martini. Fue una celebración especial que reunió por primera vez, en un mismo programa, a las importantes Compañías del Ballet Internacional del Marqués de Cuevas, el London’s Festival Ballet y el Ballet del Teatro Colón.

El maestro Alberto Ginastera, fue admirado internacionalmente, se radicó en Ginebra en 1969, ciudad donde falleció el 25 de junio de 1983.

 


 

 

 
< Anterior   Siguiente >