Inicio arrow Ejemplo Para Todos
Narrow screen resolution Wide screen resolution default color green color orange color

Suscripción (impresa)

Suscripción individual a la edición impresa

 

Balletin en Facebook

Seguinos en Facebook

Balletin en Instagram

 Seguinos en Instagram

Balletin en Twitter

Twitter
Ejemplo para Todos Imprimir E-Mail
domingo, 10 de enero de 2016

Nota de tapa | Entrevista

Ejemplo Para Todos

Por Agustina Llumá

También en el maravilloso recinto de la calle México, sede de las dos compañías de danza que pertenecen a la Nación, entre históricos muros laberínticos y hasta altas horas de la noche, Margarita Fernández, flamante directora de la Compañía Nacional de Danza Contemporánea, dialogó con Balletin Dance

Margarita Fernández, dejará pronto la subdirección del Ballet Folklórico Nacional junto a Omar Fiordelmondo en la dirección. Sus contratos terminaban en estas épocas y ambos cargos se renovarán por concurso abierto en estos meses (ver entrevista a Mariela Queraltó en esta misma revista). Mientras tanto, al cierre de la presente edición, y con apenas una semana de asumido el nuevo gobierno, su nombramiento al frente del elenco contemporáneo, ya era un hecho.

Con cautela, la nueva directora, preferiría continuar hablando del Folklórico Nacional hasta tanto se efectivicen sus nuevas funciones, elenco en el que lleva siete años de gestión, primero como maestra, luego como coordinadora, y los últimos cuatro como subdirectora. Junto a Raúl Marego (producción y programación) anunciaron a Balletin Dance las próximas actividades del folklórico, y enorgullecidos adelantaron sus actuaciones este enero, en el mítico Festival de Cosquín, como supieron hacer en el pasado. En 2016, la compañía fundada por Santiago Ayala y Norma Viola, se presentará durante cinco noches, cinco lunas. En cada una de ellas abrirá la función con el conocido Himno del festival, que se encarga cada año a un elenco diferente.

Para la ocasión, la obra que dará inicio a cada Aquí Cosquín, será un homenaje encarado por “un integrante de la compañía, que es Alfredo Ribalta y su novia Soledad Diz -explica Fernández-. Los dos estuvieron trabajando acerca de la figura y las coreografías de los dos maestros, Santiago Ayala y Norma Viola. Recrea pequeños fragmentos coreográficos de obras fundamentales, o patrimoniales, del Ballet, y va armando un recorrido, dentro de otras músicas. Me llena de orgullo ver la obra de un bailarín joven de la compañía, que entendió el legado, desde una mirada jovial, renovada, con sobriedad. Habrá una sorpresa al principio que no quiero revelar”, dice Fernández a esta cronista, que pudo conocer que el elenco realizaría también otras coreografías en el gran festival, seguramente de sus obras emblemáticas, y tal vez una versión coreográfica de Omar Fiordelmondo, sobre el Himno Nacional Argentino.

Balance

Esta nota realizada en la oficina del Ballet, como cierre del último día laboral de los bailarines que había sido también de despedida, encontraba a Fernández rodeada de flores y afectuosos mensajes. “Es profundamente emotivo, respetuoso y me llena de orgullo”, dice en relación a esa última jornada. También, “poder sumar sangre nueva este fin de año”, en el concurso abierto realizado en noviembre al que se presentaron 99 bailarines de todo el país, para cubrir solamente dos puestos. Hacía muchos años que no había concurso para incorporar integrantes, porque “todavía no contamos con la jubilación específica, la ley previsional (se está trabajando muchísimo y muy seriamente para eso)”, por lo tanto la única manera de que ingresen nuevos postulantes es porque hubo “bailarines que han tomado otros rumbos”.

Proyectos. Plan 2016

Raúl Marego aventuró que: “todavía no sabemos cómo va a ser el entramado de las distintas áreas, y considerando que se da por primera vez la misma gestión en Nación, Provincia y Ciudad, posiblemente también haya más posibilidades de integrarnos a distintos teatros estatales. Seguimos festejando las Bodas de Plata, hasta el 9 de julio de 2016, que va a coincidir con el cierre del Bicentenario de la Independencia”. Por otro lado, anunció en exclusiva a esta revista, el proyecto de la próxima gira patagónica en el mes de marzo. “Existe esa posibilidad, es una gira que viene trunca de años anteriores que permitiría abarcar esa zona del Sur que hace muchos años no recorremos: Pico Truncado, el Calafate, Comodoro Rivadavia, Esquel, Puerto Madryn y hay una invitación de Futaleufú en Chile.

Fernández adelantó, que se volverá a montar “el Martín Fierro, que repusimos en 2015, y llevamos también al interior del país, en teatros que le dieron el marco acertado a esa obra tan emblemática de los maestros”. Omar Fiordelmondo, ya no necesariamente como director, ha dejado en carpeta como proyecto, “estrenar La Historia Oculta, que es la historia de los castigados pueblos originarios de nuestra Patagonia, tomando un poquito, lo que fue la Campaña del Desierto y sus consecuencias”. En el año que termina se montaron obras de Ana María Stekelman “que también llevamos al interior”, y Tango Suite de Oscar Araiz “que aún no pudimos estrenar”, pero está planeado para 2016.

Contemporánea

“Recibí una invitación de parte de la CNDC para presentar un proyecto de dirección”, porque luego de la renuncia de Cristina Gómez Comini el organismo se encontraba acéfalo y sabían que Fernández tendría disponibilidad al dejar la subdirección del BFN. “Es un contrato de dos años con posibilidad de tres”, explicó. Los integrantes de la compañía propusieron a las autoridades nacionales, distintos nombres surgidos a través de votaciones internas, que hubieron de preparar propuestas a largo tiempo. “El proyecto que presenté junto a Lorena Merlino, como subdirectora, fue el elegido. En este momento tengo que tener prudencia en hablar de futuro. Me esperan muchos desafíos. Tengo muchísimas ganas de trabajar con la compañía, compuesta por muy buenos artistas”.

Hasta tanto se haya producido contractualmente el cambio de un elenco al otro, Fernández ya está abocada a estas nuevas competencias, “todavía no se cuándo asumo mi función, mientras tanto no puedo hacer nada más que trabajar ad honorem, subir, bajar [por el edificio, de una dependencia a la otra], seguir escuchando, viendo las funciones, conociendo a todo el personal. Estudiando e interiorizándome de todas las necesidades de la compañía, sobre todo el hecho de tener un marco legal en todos los aspectos, y lograr la solidez del trabajo. Es una compañía muy joven”, que debe reforzar las áreas administrativa y técnica, aún definiéndose en el nuevo organigrama de la cartera de cultura. “Tendremos que capacitarnos, y en esto me incluyo, porque si bien son dos compañías de ballet, tienen necesidades e incluso propósitos distintos”.

El proyecto

El proyecto ganador, señalaba “poner a la compañía en el escenario, con funciones”, como uno de los primeros puntos. El Ballet Folklórico Nacional viene presentando entre 50 y 70 funciones al año, y Fernández pretende algo similar para la joven contemporánea, “tal vez estoy enviciada”, afirmó. Por otro lado, se buscará “que la compañía tenga un lenguaje propio, que la identifique. Es sumamente dúctil, con ganas de nuevos desafíos y puede encarar distintos lenguajes y propuestas dentro de la danza contemporánea. Ya tienen que empezar a identificarse con determinadas propuestas que les sean propias, que realmente ellos se sientan a gusto en transitarlas, en poner bondadosamente el cuerpo para poder gestar los movimientos”.

Propuse también, el trabajo inter-áreas, es decir, área artística, administrativa y técnica, como amplios conjuntos en cuyo centro está la dirección, chiquita, con la responsabilidad de la unión de conjuntos. Hay que entender que la compañía es un todo, y somos todos, los que vamos a seguir luchando como fue en el BFN. A veces los ejemplos pueden sonar un poco fastidiosos, pero el Ballet Folklórico Nacional es un ejemplo para todas las compañías de danza. Por la responsabilidad del día a día, por el compromiso artístico que tienen en el escenario, y debajo del escenario, por cómo van llevando sus proyectos, que no son egoístas sino inclusivos”.

Vertical vs horizontal

Fernández asegura que hoy en día, en todos los grupos humanos se trabaja, en general, desde una mirada más horizontal en relación a los antiguos cánones de compañías tradicionales de ballet. En el Folklórico “también, hemos llegado a tener líneas transversales y verticales de buen diálogo. Es otra forma de trabajo. Incluso el planteo que nos está haciendo el Ministerio de Cultura desde ayer, es distinto, como si fuese una red”.

 


 

Repertorio

“Cuando todo se apaga, cuando en mi casa todo está tranquilo, empiezo a trabajar como hice con las obras de los maestros [Ayala y Viola], que era el terror que tenían todos cuando llegué al BFN. Pero el Teatro Colón nos crea en el repertorio, salís formada con la idea de que el repertorio se respeta”

 


 

 

 
< Anterior   Siguiente >