Inicio arrow La Danza Ministerial
Narrow screen resolution Wide screen resolution default color green color orange color

Suscripción (impresa)

Suscripción individual a la edición impresa

 

Balletin en Facebook

Seguinos en Facebook

Balletin en Instagram

 Seguinos en Instagram

Balletin en Twitter

Twitter
La Danza Ministerial Imprimir E-Mail
domingo, 10 de enero de 2016

Nota de tapa

La Danza Ministerial

Por Agustina Llumá

A partir de este mes, la danza ocupa un lugar institucional en el reciente Ministerio de Cultura de la Nación. Además, los nuevos funcionarios anunciaron cambios en las direcciones de los elencos de danza

 

El 10 de diciembre asumió en la Argentina un nuevo gobierno, surgido de la voluntad popular. Luego de un ballotage, casi la mitad de los argentinos eligió a Mauricio Macri como presidente. Por primera vez, el mismo partido político (el Pro de Macri en alianza con otras fuerzas, bajo el nombre Cambiemos) asume la conducción de la nación, la ciudad y la provincia de Buenos Aires. Al cierre de la presente edición de Balletin Dance, quedaban aún varios nombres y estructuras sin definir, pues muchos fueron los cambios anunciados en el organigrama nacional.

En el Ministerio de Cultura de la Nación, algunas secretarías se fusionaron, desaparecieron subsecretarias y se crearon nuevas direcciones y coordinaciones. El nuevo mapa cultural se dio a conocer el 21 de diciembre en una conferencia de prensa liderara por el nuevo ministro, Pablo Avelluto (ver recuadro). La danza, a través de un área con presupuesto propio (como lo tiene desde el año 2013), ocupará por primera vez un lugar institucional en este organigrama. Su responsable: Mariela Queraltó. “Yo siempre fui… de uso y costumbre, quien coordinaba danza”, dice a Balletin Dance poco antes de asumir al cargo, la funcionaria que acaba de recibir de manos de Teresa Parodi (la ministra saliente) la medalla en reconocimiento a los 30 años de servicio en la cartera de cultura.

Nacional de Música y Danza de la calle México del barrio de San Telmo (ex Biblioteca Nacional), con la flamante Coordinadora de Danza de la Nación. Mariela Queraltó tendrá a su cargo dos funciones en el Ministerio: la nueva coordinación de los cuerpos artísticos de danza (Ballet Folklórico Nacional y Compañía Nacional de Danza Contemporánea) y por otro lado, el área danza de todo el país.

“Ayer tuvimos un primer acercamiento formal a los organismos, con Omara Barra que va a ocupar el anterior cargo de Director Nacional de Artes, y con Débora Staiff que estaría en el lugar que ocupaba la Secretaría de Gestión Cultural. Fue una reunión súper distendida con los directores de los diez organismos que tiene el Ministerio; escucharon un pequeño resumen de cuáles son los problemas más urgentes de cada uno. Hicieron notar específicamente la diferencia entre urgente e importante, que me pareció muy criterioso de su parte”, dijo Queraltó.

Todavía quedaban muchas cuestiones por definir, cuando se hizo este artículo, con apenas una semana de asunción del actual gobierno, seguramente los próximos meses estén dedicados a establecer los nuevos lineamientos en la política cultural argentina de los próximos cuatro años. “Tenemos que seguir evaluando, nos viene un tiempo de mucho encuentro, de diagnóstico y de mucho trabajo. Otra vez… hace siete años que no me tomo vacaciones”, aseguró Mariela Queraltó a esta cronista. “Específicamente, se agregó la coordinación de los dos organismos de danza, para ser una vía de contacto directa, en feedback, con el futuro director de organismos artísticos [aún sin nombrar], que nos bajará los lineamientos que le interese, con cada uno de los elencos”.

Área Danza

Por otro lado, “todo el accionar del área danza, llamado en su momento asistencias artística, técnica y de colaboración con grupos independientes, posiblemente lo trabajemos conjuntamente con una nueva Dirección de Cooperación con el Interior, para no estar pisándonos en las acciones. Se evaluó que el ministerio, y antes la secretaría, estaba trabajando como cajitas cerradas: cada uno hacía lo suyo” y a veces duplicaban tareas. Los nuevos funcionarios “están muy interesados en la capacitación, en la formación artística y en la creación de públicos en el interior. En mi informe señalé que para la danza contemporánea es un tema importante a desarrollar”. Por otro lado continuarán trabajando con “el doble rol, que los integrantes de los elencos también puedan ser capacitadores”, en cada ciudad en la que se presentan. Para Queraltó es primordial “el contacto directo con la gente, para conocer las carencias y los logros que tienen los estudiantes del interior. Cuando ellos vuelven, tienen que hacer una devolución de lo que vieron, qué hay que fortalecer y qué habría que seguir apoyando. Eso a mí, como responsable de direccionar estas capacitaciones, me resulta súper productivo”.

Acciones

“Nos están pidiendo que nos acerquen proyectos, como cosas unitarias. Es decir que ya no será que una provincia llame y diga ‘quiero a fulanito o menganito’, sino que sea más organizado. Seguramente continuemos con capacitaciones anuales” (el mismo profesional viaja varias veces), con los talleres de Videodanza, “realmente este año con Ladys González, fue fantástica la tarea (ver Balletin Dance Nº 245, agosto de 2015). Vamos a proponer específicamente un estudio en la localidad de La Leonesa, en Chaco, donde chicos de comunidades de pueblos originarios (Qom) están en contacto por internet con grupos de danza de Corea. Se intercambian coreografías”.

Así, la Coordinadora instó a los lectores de esta revista, para que vayan preparando proyectos, expectantes de los detalles que se anunciarán prontamente. “Que la gente se acerque a presentar proyectos artísticos, de capacitación, proyectos puntuales. Pero que esto tampoco se convierta en que todo el mundo quede defraudado. Yo iría con cautela. En enero vamos a tener un lineamiento mas claro de qué tipo de proyectos vamos a necesitar. Mientras tanto, que los vayan pensando”. Para consultas pueden llamar telefónicamente al (011) 4362-4874, interno 111, supuestamente habrá más gente y en horario extendido para “poder atender a todas las consultas que se hagan”.

“Ellos quieren mucha planificación, tal vez no hay que entusiasmarnos tanto este año que comienza, en hacer mucho, mucho, mucho, sino, ir de a poco, programando y organizando”, confesó Mariela Querlató que insistirá también con la postergada creación de un Centro de Documentación de la Danza, “por lo menos de todo lo que se ha hecho desde el Ministerio”.

¿Cuál va a ser su equipo para manejar la danza de todo el país?

“Esa es una gran incógnita. Obviamente voy a tener que formar un equipo y tener una computadora más. Se está realizando un reordenamiento de la gente del Ministerio. Voy a necesitar gente de producción y administración. Tengo a María Laura Escobar y a Pablo Donadío que hicieron un trabajo invalorable de prensa para la Compañía Nacional de Danza Contemporánea (CNDC) el año pasado”. Las directivas hasta ahora han sido que “no sea una gestión pegada al escritorio, sino que viajemos al interior para ver y evaluar los proyectos, personalmente”. Y en cuanto a los organismos estables, Staiff y Barra, aseguraron que los coordinadores deberán estar al igual que ellas, en los ensayos y en las funciones, “es el único modo de que entiendas cuáles son las necesidades, las problemáticas y los aciertos de cada organismo. Vivir junto a los que los integran: directores, artistas, técnicos y administrativos”, afirmó Queraltó.

Poco antes de finalizar, la funcionaria resaltó: “Quiero dejar aclarado que en cuanta gestión que pasé en estos treinta años, si algo no se hizo fue porque presupuestariamente no se pudo hacer o por alguna otra razón, pero nunca, nunca, se me dijo ‘este artista no’, o ‘esto no’. He trabajado con muchísima libertad y muchísimo respeto de las autoridades que he tenido. Acá jamás, jamás, hubo que decir esta persona no va a ser; cosa que sí sufrí en carne propia cuando bailaba… el mundo de la danza en muchos momentos fue, con este sí, con este no. Entonces tales personas no podían coreografiar, ni tener grupos”, pero -aclaró- eran épocas no democráticas.

Ejes de la gestión

Las tres patas de mi gestión siempre fueron la pasión (que siempre me movió cuando me bajé del escenario y Susana [Zimmermann] me adelantó: ‘ahora hay que estar en el escritorio’. Dije: voy a hacer todo lo posible por la danza de nuestro país), la responsabilidad, y tener siempre clarísimo, que cuando uno está en una administración pública, la tarea de uno es un servicio, en mi caso un servicio cultural, obviamente. Siempre hice lo máximo que se podía hacer en cada circunstancia. Ahora me queda luchar porque la danza realmente tenga un lugar importante dentro del Ministerio de Cultura”.


Organismos Nacionales

El BFN comienza el año con un nuevo llamado a concurso para sus cargos directivos, por proyecto, “es más interesante un proyecto que se pueda ir desarrollando, que tomar una persona solamente en función de sus antecedentes y recién después empezar a ver qué es lo que quiere hacer”. La CNDC, se inicia con nueva dirección: “acaba de quedar elegida de una terna que presentó la compañía, por su proyecto, Margarita Fernández como directora, y por primera vez con una subdirectora que es Lorena Merlino, que está de regreso en Buenos Aires. Con lo cual operativamente, también va a tener otra dinámica”. Ambos elencos continuarán trabajando en el Centro Nacional de Música y Danza (ex Biblioteca Nacional), y en el caso de trasladarlos, será “cuando exista un lugar acorde a las necesidades de cada uno”.

El BFN está celebrando sus bodas de plata hasta julio de 2016. Es muy solicitado y querido en todo el país. “Tiene una actividad mucho más demandante del interior que la Compañía, por eso es tan importante la creación de públicos para la danza contemporánea”.

CNDC. 2016

“La compañía todavía está buscando su identidad. En realidad fue pensada como un grupo de cámara con la idea de que girara por el interior del país; de a poco fue derivando en un elenco más importante, con una organización más horizontal, que les permite elegir maestros y coreógrafos. Todo eso los llevó hacia una cosa más experimental, de investigación”. Por lo menos el primer semestre de este año está programado: “Los maestros con los que van a comenzar son Lucía Fernández Mouján (yoga), Luciana Glanc (entrenamiento corporal) y seguimos con Inés Armas en técnica, que hace una conjunción entre clásico y contemporáneo re-interesante”.

En el verano vuelven a repetir Isolda Isolda y México 564. Continuarán los proyectos Carta Blanca, Partido y Compartido, “que los grupos independientes no se asusten, que eso no se va a sacar; también siguen las pasantías para que los chicos con muy buen nivel de desarrollo puedan tomar clases con la compañía”. La temporada comenzará con Pierrick Malebranche, con una obra que se va a llamar Material, con dos meses largos de exploración de materiales (plástico, arcilla…). Esto se va a ver reflejado en un montaje coreográfico que tiene un importante complemento en la parte de sonido, son compaginaciones no sólo musicales, sino de ruidos y sonidos ambientales, que se estrenaría a fines o mediados de mayo. Tenemos también la posibilidad de una gira hacia el NOA, porque Tucumán tiene el bicentenario de la Declaración de la Independencia, entonces están organizando una gran cantidad de eventos. Patricia Sabbag, la directora de la Compañía de Danza Contemporánea tucumana, prepara un encuentro de organismos oficiales de danza, además de grupos independientes. No hemos cerrado muchas cosas, por la coyuntura: el cambio de gestión y la llegada de una nueva directora y subdirectora. Es una nueva etapa”.


Mariela Queraltó en tono de aval, confirmó que: “Inés Sanguinetti va a tener un cargo parecido a lo que era la Secretaría de Acción Sociocultural, desde su rol de socióloga y de toda la experiencia que ha hecho en el barrio de La Cava. Esa dirección específicamente va a tener como objetivo la búsqueda de talentos, de cualquier espacio ciudadano, para que el Ministerio los acompañe en su formación”.


Presentación del Ministerio

Era un mediodía muy soleado en los jardines del Museo Nacional de Arte Decorativo, cuando Pablo Avelluto (del sector editorial) presentó a la prensa, funcionarios de cultura de todo el país (como uno de los primeros puntos su tarea será “absolutamente federal”) y embajadores (interesados en el intercambio cultural), la nueva estructura del Ministerio de Cultura de la Nación. En un encuentro muy informal, como aseguró que será la impronta que va a dar a su gestión, aseguró tener conversaciones y asesorías de quienes lo precedieron en el cargo desde 1983 (secretarios o ministros de cultura) “hombres y mujeres de consulta”, la Argentina “nos necesita a todos, con todas nuestras ideas, todos nuestros matices, con todas nuestras diferencias”.

El 21 de diciembre, anunció a su equipo, que “combina la experiencia con el talento, la innovación y la juventud”, para cumplir con esta “tarea fascinante”, afirmó. Serán tres Secretarías de Estado en su cartera: Enrique Avogadro (Cultura y Creatividad), Américo Castilla (Patrimonio Cultural) e Iván Petrela (Cooperación Cultural). “Ellos tres son la columna vertebral de un equipo más extenso”, dijo el ministro. También anunció entre otros, a Débora Staiff como Subsecretaria de Cultura Ciudadana y a Carolina Biquard, al frente del Fondo Nacional de las Artes.

Para Avogadro, los ejes centrales de su gestión serán “la agenda vinculada a la promoción cultural”, con el foco puesto en la “planificación para cada uno de los sectores dentro de las artes”, que surja del consenso con todos los actores representados, de manera potente entre el sector público y el privado. En segundo lugar estará el eje de la cultura y la inclusión, porque “la cultura genera ciudadanía y produce derechos”, y no es solo la que produce el Estado sino la que produce la propia sociedad, en tercer lugar “la agenda de la economía creativa”, para estimular las industrias culturales y creativas en todo el país, encabezada por Andrés Gribnicow (Economía Creativa). Tendrá “un equipo de lujo” en Cultura e Inclusión se mencionó a Inés Sanguinetti, en Promoción Cultural a Omara Barra y Juan Urraco, entre otros. El Secretario anunció ese mediodía, la creación de la Dirección de Mecenazgo, a cargo de Juan Manuel Beati, dedicada específicamente a trabajar en la futura Ley, “uno de los ejes de la gestión de Pablo”. La nueva estructura del ministerio es para Avogadro, “mucho más ágil en términos de ubicación de cada uno de los temas centrales de la agenda y en la relación de todos los organismos desconcentrados y desentralizados”. 


 

 
< Anterior   Siguiente >